3 de mayo de 2019

Análisis de The Two-Headed Serpent: 9 - I*** ** *** C***** (SPOILERS)

¡ADVERTENCIA! Esta entrada contiene spoilers importantes que desvelan la trama de la campaña The Two-Headed Serpent de Pulp Cthulhu, no sigas leyendo a no ser que vayas a dirigirla. Si quieres información sobre la campaña sin spoilers puedes consultar la foto-reseña que le hice en su día: aquí.


Isla de las Cobras


Hay una tontería de esta campaña que me hizo gracia desde el primer día, aunque reflexionando sobre ella caí en la cuenta de que no es cosa solamente de esta campaña sino que va mucho más allá, ¿por qué las mujeres serpiente tienen pechos? Es evidente que estos reptiles no son mamíferos y por lo tanto es bastante absurdo que tengan glándulas mamarias, sin embargo parece que esto, como digo, ha sido así siempre, aquí es evidente porque en una de las páginas del primer capítulo vemos a Tyrannish desnuda, pero, ¿qué origen tiene esta tradición? Parece que esta raza es invención de Robert E. Howard pero no sé si en los relatos, si es que aparece alguna, se las describe así, en caso contrario me imagino que acabó siendo una licencia pulp que se tomaron los ilustradores y así quedó en la memoria colectiva que ha sobrevivido hasta nuestros tiempos, desde luego son muchos los lugares en los que encontraremos humanoides reptilianas con pechos, Skyrim sin ir más lejos, ¿qué opináis al respecto?


Cuando me leí la parte de Santos me pareció una pérdida de tiempo y decidí que no la dirigiría cuando llegáramos a esas alturas de la campaña, sin embargo en ambos casos decidí dirigirla, porque como pasa siempre una cosa es lo que sentimos y entendemos al leer lo que nos propone el autor y otra cosa muy diferente las necesidades del grupo cuando se llega a esas alturas de una campaña tan larga. Por decirlo de alguna manera me pareció que este punto de la campaña, esos ratos en el puerto de Santos, iban a ser la calma antes de la tempestad final, ¿por que no dejar que los investigadores tomaran unos últimos tragos antes de decidir el destino de la humanidad? Es interesante comprobar como sin decir nada al respecto todos en la mesa perciben lo mismo y luego ya con lo del ojo los hechos se precipitarán en una espiral que les llevará directamente hasta el grand finale.


Con uno de los grupos tenía a Cerqueira con Joshua, utilicé al niño chafardero como primera víctima del conjuro por no mermar al grupo en un momento tan crítico, ya que estaban dispuestos a enfrentarse a sus antagonistas allí y en aquel momento, consiguieron acabar con Cerqueira pero Joshua logró huir, muy tocado pero escapó. En la otra partida, en la que Joshua ya había muerto, el grupo se enfrentó a Cerqueira y a los pocos PNJ's importantes que quedaban de Caduceus (llegados desde Nueva York), pero en ambos casos consiguieron la información que necesitaban para llegar a la Isla. Con el primer grupo no acabé demasiado satisfecho con la resolución de la campaña, y con el segundo grupo decidí poner en sus manos nuevamente un dispositivo explosivo para que llegaran a Mu con posibilidades de reventarlo todo, para ello hice que Joshua o algún secuaz lo escondiera en un hidroavión y cuando los PJ's buscaban como llegar a la isla un viejo piloto con ganas de retirarse (pagado por Joshua, claro) les vendió su montón de chatarra por un precio más que razonable (si en vez de piloto de avión hubiera tenido piloto de barco entre los PJ's en vez de hidroavión hubiera puesto en sus manos un barco, claro), entonces ya era solo cuestión de que descubrieran el artefacto y, con un poco de paciencia y la experiencia acumulada con ellos, aprendieran a utilizarlo.

No olvidéis que la isla a la que se dirigen los investigadores existe de verdad y está considerada una de las más peligrosas del mundo: Isla da Queimada Grande.


Si tienen todavía aquella especie de flauta para dominar serpientes que aparecía en el primer capítulo lo tendrán fácil para llegar al faro (si no se los come el monstruo marino, claro, su primer ataque por cierto es otro cliffhanger perfecto), si no pues tendrán que currárselo más, con fuego y algunas tiradas para evitar ser mordidos (si han sido prudentes y tú magnánimo habrás puesto a su alcance algunos antídotos en Santos), y una vez en el faro tú decides, yo visto que entre este capítulo y el siguiente no hay descanso opté por no darles demasiada caña, no quería desgastarlos más de lo necesario antes del último capítulo.

No hay comentarios: