25 de julio de 2018

A Study in Emerald Graphic Novel

Tenía muchas ganas de leer esta novela gráfica, una adaptación del relato homónimo de Neil Gaiman ilustrado por Rafael Albuquerque, una historia que mezcla magistralmente los Mitos de Cthulhu con el mundo de Sherlock Holmes, bueno, más que con su mundo con el personaje, porque el mundo en el que vive ha cambiado sustancialmente respecto al que conocemos en sus novelas.


Y es que en esta distopía vemos una época Victoriana en la que la raza humana es gobernada desde hace más de 700 años por los Primigenios, unos Primigenios que forman parte de las diferentes realezas de este mundo y que dejan que la humanidad prospere y avance bajo su yugo.


En esta novela gráfica vemos trazos de esta historia y se nos explican cómo las cosas empiezan a cambiar tras el asesinato de uno de los miembros de esa realeza, el argumento sigue el patrón del relato Estudio en Escarlata de Arthur Conan Doyle, pero cuenta con una serie de giros y sorpresas que lo convierten en una pequeña joya de la literatura lovecraftiana.


Es curioso como a partir de este relato, que tiene ya unos años y que podemos leer gratuitamente en la web del propio Neil Gaiman, se ha ido creando un universo que se ha ido expandiendo sobre todo con juegos de mesa, primero con A Study in Emerald (de cuya segunda edición disponemos en castellano gracias a MasQueOca) y pronto a través de otro juego de mesa de Martin Wallace, Auztralia, que afortunadamente también nos llegará traducido por la misma editorial (en septiembre-octubre de este año según tengo entendido) y que narra en cierta manera los acontecimientos ocurridos años después de lo que se cuenta en este relato.


Respecto a la novela gráfica como podéis ver está muy bien ilustrada, es absolutamente fiel al relato original por lo que personalmente ha sido un placer releerlo disfrutando de estos dibujos.


Teniendo en cuenta que Neil Gaiman es una gallina de los huevos de oro no creo que tardemos en ver esta libro traducido por aquí, estaré atento para hablaros de él nuevamente cuando lo vea en tiendas, mientras tanto os dejo cuatro páginas de muestra para que veáis que no os engaño y que las ilustraciones son una pasada...





PS: Muchos ya sabéis que Neil Gaiman es mi autor predilecto, por no hacerme pesado os remito a esta entrada que redirige a su vez a todo lo que he reseñado de él en este blog: Yo, Cthulhu.

1 comentario:

Carlos Cortina Fernández dijo...

Muchas gracias, Tristan Oberon.

La verdad es que el relato me gustó muchísimo... con esa sorpresa final que te hace caerte de espaldas. La novela gráfica caerá seguro, pero me esperaré a la edición en castellano (siendo de Gaiman, se publica aquí al 100%).

Te sigo leyendo...

Saludos arcanos