25 de noviembre de 2016

Las mansiones de la locura segunda edición

Tras el éxito arrollador de Arkham horror: El juego de cartas (creo que ya está agotado y en espera de reposición, ¡y hace un par de semanas que salió a la venta!) nos llega traducido el que para mi será el juego de mesa lovecraftiano de estas navidades, la aclamadísima segunda edición de Las mansiones de la locura.


El original, de Fantasy Flight Games, lo reseñé hace unas semanas (podéis verlo aquí), sin embargo durante este tiempo le he dado muchísima caña al juego y ahora puedo hablar de él con mucho más rigor, por eso aprovecho para hacer esta foto-reseña de la edición traducida por EDGE Entertainment.


Como ya sabréis es un juego de mesa colaborativo en el que deberemos resolver una investigación, si conocéis la primera edición sabréis que en aquella había un jugador que hacía las veces de guardián (por utilizar un término del juego de rol), es decir alguien que preparaba la partida y la dirigía mientras el resto de jugadores intentaban desentrañar el misterio, sin embargo ahora esta figura del guardián ha sido sustituida por una aplicación electrónica que nos introducirá en el juego, nos dirá cómo preparar el tablero y nos guiará por las diferentes partes interactivas del mismo.


Por lo tanto para jugar necesitaremos instalar esta App, está prácticamente para cualquier plataforma que os podáis imaginar (Windows, Mac, Android, iOS... ) y yo la debo haber probado en media docena de aparatos distintos y no he tenido ningún problema con ella (¡si utilizáis una tablet no olvidéis enchufarla, que las partidas son largas!), por supuesto mientras más grande sea la pantalla mejor, no es lo mismo ejecutarla desde un teléfono móvil que desde la TV del comedor, aquí le podemos sacar un buen partido a las Smart TV los que dispongamos de ella, yo empecé probando con mi tablet (de 7 pulgadas) y he acabado trasladando al comedor la TV que tengo en el dormitorio cada vez que viene alguien a casa a probar este juego, las partidas vienen acompañadas de banda sonora y de efectos especiales, por lo que mientras mejor montado lo tengamos mayor será la inmersión en la partida.


Y es que al final el juego trata de eso, de inmersión y de prestar atención a las pistas que nos van dando para ir tirando del hilo hasta que consigamos descubrir nuestro objetivo final, una de las cosas que más me gustan de este juego es que llegaremos al escenario de la partida tras una breve introducción y sabremos cual debe ser nuestro primer paso, pero no sabremos lo que tenemos que hacer para ganar la partida hasta que hayamos investigado lo suficiente como para descubrir qué está ocurriendo realmente y cómo detenerlo.


En todos los casos, aunque no lo parezca, es una carrera contra reloj, no es un juego en el que puedas dedicarte a investigar alegremente porque todos los escenarios tienen una cuenta atrás pero casi nunca se nos hará evidente, si que hay alguna ocasión en la que nos avisen de que queda poco para que ocurra tal o cual cosa, pero por norma general seremos nosotros los que deberemos encontrar las pistas a tiempo para adelantarnos a los eventos establecidos que desencadenarán el final de la partida.


Eso también le da mucha rejugabilidad al juego, en principio contamos con cuatro escenarios de diferente duración (el más largo puede llegar a las seis horas) pero yo los he jugado todos varias veces y en ningún momento me he aburrido, básicamente porque todos los escenarios cuentan con algún elemento que hace única cada partida, cosas del propio escenario como por ejemplo que la composición del tablero (las habitaciones) sean diferentes cada vez que juguemos, o que tengamos que detectar culpables entre varios sospechosos y estos cambien de una partida a otra, aunque también hay elementos no ligados al propio escenario como los objetos que encontremos (algunos al azar, otros predeterminados, pero no afrontaremos una partida igual si vamos desarmados que si vamos con una escopeta) o el orden en que investiguemos las habitaciones, las opciones de dialogo que activemos cuando hablemos con alguien en la casa, o algo tan importante como el grupo de investigadores que elijamos a la hora de empezar la partida.


Todo esto hace que sea un juego muy interesante en todos los aspectos, si habéis jugado a primera edición sabréis que allí se trataba de encontrar una serie de pistas en un orden concreto hasta llegar a la última, en la que encontrábamos el objetivo de la victoria, en aquel juego partíamos de un tablero totalmente montado que podía condicionar las acciones de los investigadores (sabías las partes de la casa que quedaban por investigar) y al final era el propio guardián el que debía dosificar sus acciones para que la partida fuera entretenida y no una masacre (sobre todo si tenía más experiencia en el juego que el resto de jugadores), aquí la cosa cambia, la App no tiene escrúpulos, nunca sabremos lo que hay al otro lado de una puerta cuando vayamos a abrirla y no hay un orden en que tengamos que encontrar las pistas, hay situaciones en que las obtendremos interactuando con habitantes de la casa, otras resolviendo puzzles que nos abrirán lugares de otra forma inaccesibles e incluso podremos avanzar sin haber obtenido todas las pistas, pienso por ejemplo en pistas que sirvan para tener turnos extra en la escena final o que te permitan abrir una puerta sin gastar acciones pero que si no la has encontrado puedes abrirla igualmente resolviendo un puzzle (gastando acciones y, por lo tanto, perdiendo un tiempo precioso), muchas cosas que harán que el juego sea una constante toma de decisiones y administración de recursos.


Y dos de los recursos más importantes serán la salud y la cordura de nuestros investigadores, a diferencia de otros juegos de la linea Arkham Horror Files aquí no controlaremos estos puntos con marcadores sino que utilizaremos unas cartas que iremos cogiendo al azar cada vez que perdamos uno de estos puntos de vida, estas cartas se pueden coger boca arriba (aplicando el efecto que diga su texto) o boca abajo (contando solo como un punto perdido), si en algún momento acumulamos tantas cartas de daño como nuestros puntos de vida cogeremos una carta de herida que afectará a nuestras acciones a partir de ese momento, esto resetea nuestros puntos de vida (descartamos todas las cartas de daño que tuviéramos boca abajo) y si volvemos a acumular tantas cartas de daño como puntos de vida tengamos ese investigador quedará eliminado, en el momento en que un investigador quede fuera de la partida el resto de los investigadores dispondrán de un turno adicional para resolver la investigación o esta terminará inmediatamente, o sea que si esto ocurre en algún momento que no sea la escena final olvidaros de ganar.


Con la cordura ocurre algo parecido pero es más divertido, cuando un investigador obtiene tantas cartas de horror como sus puntos de cordura cogerá una carta al azar del mazo de locura y la leerá (para si mismo, es secreta), esta carta cambiará la manera en que este investigador ganará la partida, puede que siga colaborando con el resto de investigadores o que se vaya por las ramas para intentar resolver "su misión", en cualquier caso a partir de que esto ocurre le da un toque paranoico a la partida que le viene la mar de bien, a mi por lo menos me parece genial. Eso si, hay un par de cartas que yo he retirado del mazo de cartas de locura porque no me gustan nada, concretamente no me gustan porque finalizan la partida inmediatamente si el investigador enajenado consigue su objetivo (sacrificar a otro investigador en un caso y quemar X habitaciones de la casa en el otro), son muy lovecraftianas, pero finalizar la partida inmediatamente por este motivo es una cortada de rollo tremendo si llevas unas horas jugando y estás cerca de descubrir lo que está ocurriendo en ese infierno, las veces que han aparecido estas cartas en mi partida hemos decidido seguir jugando, por lo que al final he optado por retirarlas del mazo. El resto de las cartas de ese mazo implican que el investigador gana la partida o la pierde con unas condiciones que debe cumplir pero lo hará cuando la partida finalice de manera normal.


Respecto a las partidas disponibles hasta ahora son una gozada, cada una de ellas es todo un reto y son tan diferentes entre si que nos encontraremos situaciones que poco tendrán que ver con lo que tendremos en la primera partida (que es introductoria, nos presenta todas las mecánicas del juego y en ella aprendemos muchas cosas que serán vitales en partidas posteriores, yo la he jugado cinco veces y he visto tres finales diferentes, bueno, cuatro si contamos como final la eliminación de un investigador, que es lo que pasó en las otras dos partidas), además en inglés ya tenemos dos partidas más que podremos jugar con elementos de la primera edición (o comprando las primeras expansiones de esta segunda) y que no tardaremos en ver traducidas, de hecho el único gran misterio de este juego que me queda por resolver es cómo serán las expansiones más allá de estas dos primeras que incluyen los elementos de la primera edición (vamos, que los que tengamos el mansiones original no tendremos que comprarlas para disfrutar de sus partidas), ya hay anunciada una que incluirá nuevos investigadores, monstruos y habitaciones que nos permitirá desbloquear dos nuevas historias en la App, estas ya me las esperaba, mi gran duda es si habrá nuevas historias con los componentes básicos que podamos comprar directamente en la App, yo creo que sería la sustitución lógica de las expansiones PoD de la primera edición, veremos...


Por cierto, me he estado leyendo las reglas en castellano, por repasarlas, y he encontrado una errata importante, EDGE Entertainment ya es consciente de ella y seguramente se corregirá en breve tanto en el libro electrónico como en los foros, pero quería comentárosla para que a nadie que conozca este juego a través de mi blog le quede ninguna duda al respecto: En el libro Aprende a jugar, cuando se habla de las características del entorno está explicado cómo resolver un incendio en nuestras partidas (acabar con una mansión en llamas no parece nada descabellado, es un recurso que utilizó más de una vez H.P. Lovecraft en sus relatos), y cuando nos hablan de propagarlo se nos dice "Si hay Fuego en uno o más espacios, se coloca 1 ficha de Fuego en un espacio adyacente a todo espacio en el que haya Fuego", y esto no es así, se coloca 1 ficha de Fuego en UN SOLO espacio adyacente a cualquier espacio en el que haya Fuego. Por suerte en la Guía de referencia si que está bien explicado, y además cuando hay una ficha de fuego en el tablero se le indica a la App y esta nos recuerda al principio de cada turno que hay que propagar ese fuego si aún no lo hemos apagado y ahí también está bien indicado cómo hacerlo, pero no está de más aclararlo porque los incendios son duros de controlar haciéndolo bien, si lo hacemos de la manera que nos dice ese párrafo que os he indicado cualquier partida puede convertirse en un infierno, literalmente.


En fin, podría estar horas hablando o escribiendo sobre este juego, me tiene enganchadísimo, pero he pensado que la mejor manera de no dejarme nada en el tintero es mostraros los primeros turnos de una partida y así veis cómo funcionan las diferentes mecánicas, a ver si tengo tiempo durante este fin de semana y lo subo el próximo lunes (¡Hecho! Aquí está), será muy parecido a lo que ya hice con la edición en inglés (aquí) pero con mucha más experiencia y muchas más partidas a mis espaldas. También tengo que hablaros de lo que os comentaba en el párrafo anterior, cómo se pueden aprovechar tanto la primera edición como sus expansiones con esta segunda, un detallazo que han tenido con los que tenemos ese juego, y para los que no lo tengáis no os preocupéis porque sus componentes van a ser las dos primeras expansiones que salgan para esta segunda edición, que si no me equivoco ya están anunciadas en nuestro idioma para principios del año que viene.



3 comentarios:

Gorgoteante dijo...

¡Saludos! ¿Me podrías decir el título de los cuatro escenarios incluídos en el básico? Es para completar la ficha de cierta base de datos que...

Sr. Rojo dijo...

Una cosa que me pareció notar en mi única incursión en el juego hasta el momento es que el juego, sin ser fácil, parece un poco más accesible al triunfo que la primera edición. Quizás porque los investigadores aguantan algo más en esta segunda edición que en la primigenia. A ese respecto, por cierto, ¿cuando caes herido no tienes que descartar TODAS las cartas de daño tanto boca arriba como boca abajo que tengas? Creo recordar que era así... Gracias por la reseña.

Tristan Oberon dijo...

@Gorgo, te los he enviado por mail.

@Rojo los investigadores aguantan más porque hay escenarios muy largos, para mi este es más o menos igual de duro que primera, aunque en primera dependía del que hiciera de guardián. Y no, las boca arriba no se descartan, ni con vida ni con cordura.