12 de septiembre de 2016

Mansions of Madness Second Edition

Edito: En esta otra entrada podéis ver cómo se juega a Mansions of Madness Second Edition, y aquí tenéis información sobre cómo aprovechar el material de primera edición en esta segunda. Además el juego ya está disponible en castellano, podéis ver la foto-reseña que le he hecho aquí.

Ya tenemos en tiendas la polémica segunda edición del fantástico juego de mesa Mansions of Madness de Fantasy Flight Games, un juego de investigación lovecraftiana en el que los jugadores deberán recorrer peligrosos pasillos y explorar lúgubres habitaciones intentando desentrañar los misterios que les han llevado hasta esas mansiones de la locura.


Y digo polémica porque ha dado mucho de que hablar el que para mi es su principal punto fuerte, la primera edición era un juego semi-colaborativo, en el que al más puro estilo de cualquier juego de rol un jugador hacía de Guardián (llevando a los malos y dirigiendo la historia) y el resto llevaban a los investigadores que debían resolver el misterio, sin embargo en esta segunda edición se ha eliminado la figura del guardián y se ha sustituido por una App (disponible para plataformas móviles y para ordenadores (PC y Mac)) que dirigirá la partida, convirtiendo el juego en totalmente colaborativo. Este tipo de decisiones siempre van a generar polémica, pero para mi es un gran acierto que le da una nueva vida a este juego y que me hace volver a él con muchísima ilusión, ¿qué pasa si no tienes un dispositivo electrónico en el que instalar la App? Pues que no puedes jugar, así de sencillo.


Evidentemente la aplicación es gratuita, y es compatible con cualquier dispositivo mínimamente moderno, por lo menos en todo lo que yo lo he probado va bien, aunque se acaban juntando muchos elementos en pantalla y por tanto es conveniente tener una pantalla de buen tamaño, con un teléfono móvil se puede jugar pero justea bastante, incluso en mi tablet, que es chiquitaja (7 pulgadas) hay veces en las que falta pantalla para ver todos los elementos y hay que ir scrolleando, pero vamos, no es un problema importante ni impide jugar cómodamente.


El grosor de la caja es considerablemente superior al de la primera edición, a pesar de ello sigue siendo de esos juegos en el que una vez destroquelado todo es imposible volver a guardarlo en la caja en condiciones, la culpa es de las miniaturas, que requieren de cierto cariño si no queremos que se salgan de sus peanas.


Aquí tenemos el contenido de la caja, cuando me acordé de esta fotografía ya lo tenía todo a medio destroquelar, ¡el ansia me pudo!


Otra queja que leí mientras esperaba el juego era sobre las láminas con los elementos que hay que destroquelar, se ve que a alguien le faltaba una lámina y tenía otra repetida y la lió parda en los foros, por lo que es lo primero que miré al recibir el juego por si tenía el mismo problema, por suerte no fue así, están perfectamente numeradas por lo que es una comprobación que se puede hacer fácilmente:


Estas cosas pueden pasar, pero mi experiencia al respecto con las editoriales es que se hacen cargo rápidamente de estas situaciones, os aseguro que si a alguien le pasa no tiene más que cambiar el juego en la tienda en que lo ha comprado o, incluso, contactar con la editorial para que le envíe lo que le falte, son cosas que deben pasar muy raramente y que, por supuesto, son una molestia para el comprador, pero bueno lo importante es que si ocurre nos lo solucionen.




Tenemos dos libros en la caja, el Learn to Play es una guía que nos enseña de una forma muy sencilla a jugar, está leída en media hora y en ella encontramos la esencia del juego, el otro libro, Rules Reference, profundiza más en cada uno de los aspectos y las mecánicas de la partida, y será el libro que consultaremos cuando tengamos dudas.


Si estamos acostumbrados a la primera edición el juego no pierde su esencia, se ha ampliado el número de acciones posibles pero no nos costará mucho hacernos con las novedades de esta segunda edición, si sois totalmente nuevos es posible que os cueste un poco comprender todas las mecánicas, pero por suerte la primera partida incluida en la App es sencilla y puede servirnos de tutorial con el que aprender a jugar, algo que podremos hacer solos y que nos ayudará mucho a la hora de asimilar el reglamento y de explicárselo posteriormente al resto de jugadores.


Aquí podéis ver todos los elementos que tiene el juego, os hablo un poco más detalladamente de cada uno de ellos más adelante.


Y aquí tenéis los créditos y la hoja de referencia rápida, en la que los que conozcáis el juego ya podréis daros cuenta de los principales cambios.


El principal elemento en las partidas serán las habitaciones y pasillos que formarán la mansión que tengamos que explorar, se han añadido también muchos exteriores (jardines e incluso alguna calle), por lo que habrá más terreno abierto (algo que no vimos en primera edición hasta la llegada de Call of the Wild).


Estos marcadores de exploración serán uno de los puntos de interacción más importantes que tendremos con la App, ya que ella nos dirá donde colocarlos y deberemos pulsar sobre ellos en la App cuando queremos interactuar, por ejemplo para inspeccionar un elemento de alguna habitación o para mirar lo que hay al otro lado de una puerta.


Dispondremos de barricadas para bloquear puertas, pasillos secretos que conectaran diversas localizaciones del mapa y otros marcadores que la App nos dirá donde situar para añadir o quitar salidas de las habitaciones que vayamos situando en la mesa.


Además de interactuar con elementos propios de la casa, y obviamente con los monstruos que vayan apareciendo, también encontraremos personas (genéricas las que veis a la izquierda, con nombre y fotografía las de la derecha) de las que podremos obtener pistas que nos hagan avanzar en nuestra investigación.


Más elementos con los que podemos interactuar serán todos los marcados con estas fichas de búsqueda e interacción.


Estos contadores de pista los irán consiguiendo los investigadores y servirán para modificar algunas tiradas de dado.


Un par de elementos importados de la edición anterior son el fuego y la oscuridad.


Y, por supuesto, los monstruos, que en esencia siguen funcionando de la misma manera, tienen una dificultad para evitarlos, una tirada de horror y un valor de combate, la principal diferencia es que ahora será la App la que nos diga como actuarán en cada turno. El tema de la cordura lo han mejorado bastante, en primera edición era un drama porque se podían generar combos que machacaban a los investigadores, ahora está mucho más controlado y solo se harán tiradas cuando aparecen y al final del turno de los investigadores (durante la fase de Mitos).


Los dados para hacer las tiradas tienen ocho caras, tres de ellas con el símbolo arcano (éxito), tres de ellas están en blanco (fracaso) y las dos restantes tienen una lupa, si el investigador gasta una ficha de pista puede convertir una lupa en un símbolo arcano (éxito), por lo que será importante ir obteniendo pistas para tener más posibilidades de superar las tiradas que hagamos.


Todos estos elementos los podemos guardar en bolsitas o, como hago yo siempre, en una de estas cajas que podemos encontrar en los chinos o en las ferreterías.


Los Shoggoths de la primera edición se han sustituido en esta ocasión por unas magníficas Semillas Estelares de Cthulhu, y excepto los sectarios el resto de figuras también son diferentes, no olvidemos que Fantasy Flight Games vende todos estos monstruos pintados, por lo que les interesa mucho cambiar el bicherío de una edición a otra para que nos sigamos rascando el bolsillo.


De hecho el principal problema que le he encontrado a este juego, y que es algo que ya me había pasado en la primera edición, es que algunos bichos no aguantan bien en sus peanas, sin ir más lejos la semilla va en una peana que no parece hecha para ella, ya que los agujeros no coinciden y hay que espatarrar un poco al bicho para que encaje, eso hace que quede forzado y que a la mínima la figura salte de la peana, algo que me da mucha rabia porque hace muy difícil transportar el juego.


Pero bueno son cosas inherentes a los juegos con miniaturas, es el peaje que tenemos que pagar para tener un juego que luego luzca en la mesa lo que luce este.


Otra cosa que me tocó las narices es que se han añadido nuevos investigadores, cuando hace ya muchos años apareció Arkham Horror salió con unos cuantos investigadores a los que, ampliación tras ampliación, se le fueron añadiendo otros hasta tener una colección formada por 48 personajes con sus respectivas miniaturas. Esos 48 se han ido respetando en los diversos juegos de la linea y por tanto tenerlos pintados a pesar de ser un gasto importante era asumible si tenías todos estos juegos (Arkham, Elder Sign, Eldritch, etc.), pero ahora se han cargado esa norma no escrita y han añadido nuevos investigadores que no forman parte de esa colección, una lástima, pero bueno yo me quejo pero a la que vea a la venta los cuatro que me faltan me los compraré, me encanta tenerlos pintados.


Una de cal y otra de arena, agradezco muchísimo el detallazo que han tenido con la gente que tenemos la primera edición y sus expansiones, han añadido una guía de conversión con la que podremos aprovechar las habitaciones y las miniaturas, tanto de investigadores como de monstruos, que están cogiendo polvo en nuestras estanterías.


Para ello se incluyen nuevos marcadores para poner en sus respectivas peanas, lo único malo de esto es que alguien quiera jugar simultaneamente a primera y segunda edición, pero bueno en la App podemos marcar y desmarcar los elementos que tengamos a nuestra disposición en cada momento, por lo que si tenemos todo este bicherío de la edición anterior las partidas tendrán más variedad.


Lo mismo pasa con los investigadores, se incluyen tarjetas para las 16 miniaturas que tendrán todos aquellos que tengan la primera edición de este juego, y además también han sacado un par de cajas a la venta que incluyen todos estos monstruos, investigadores y piezas de tablero para que el que no tenga primera edición pueda añadirlos a su colección y por tanto a sus partidas.


Y por último tenemos los mazos de cartas, de objetos comunes y raros, de hechizo y estado, y de locura y heridas, cabe destacar que la mayoría de estos mazos no se mezclarán sino que se ordenarán alfabéticamente, ya que será la App la que nos diga por ejemplo que objeto encontramos al explorar una habitación, entonces buscaremos en el mazo oportuno y añadiremos la carta al inventario de nuestro investigador. Otros mazos, como los de locura y heridas si que irán al azar, y aquí tenemos un cambio bastante significativo en la mecánica del juego, ahora los puntos de vida y de cordura que vemos en las fichas de nuestros investigadores no se controlarán con marcadores sino con estas cartas, cada vez que algo nos afecta cogeremos una carta boca arriba o boca abajo (nos lo indicará la App), y el número que tenemos en la ficha nos indicará el número de cartas que podemos acumular antes de quedar gravemente heridos o de enloquecer, y es especialmente interesante lo de enloquecer porque cuando le ocurra a un investigador cogerá una carta de locura que deberá mantener en secreto y que podrá cambiar sus objetivos para la partida, habiendo mecánicas como robar objetos o empujar a aliados que pueden acabar dándole un rumbo totalmente nuevo a las rectas finales de las partidas.


Respecto a la App habrá opiniones para todos los gustos, de buenas a primeras me sabe muy mal que alguien que quiera este juego no pueda comprárselo porque no tiene una tablet, un portátil o un ordenador lo suficientemente cerca de su mesa de juego, pero yo a la primera edición he jugado muchísimo y agradezco infinito esta nueva forma de enfocar el juego, primero y más importante porque la gran pega de Mansions of Madness estaba en la preparación de la partida, montar el tablero era una tarea tremendamente delicada que solías hacer mientras los jugadores te acribillaban a preguntas, y el más mínimo fallo al colocar las cartas correspondientes a cada habitación podía dar al traste con la partida (no exagero, si se colaba una pista en una habitación no accesible te cargabas el escenario), también porque cambia radicalmente el estilo de las partidas, en primera edición el desequilibrio entre jugadores y guardián se notaba demasiado, y era tarea del guardián hacer que las partidas "molasen", es decir no machacar a los investigadores más de la cuenta y darles vidilla hasta la recta final de la partida (algo que se equilibraba cuando los jugadores ya eran veteranos, entonces el juego era un verdadero reto para el guardián), en este aspecto el guardián tenía que asumir que más que jugar contra los jugadores los estaba guiando, como si dirigiera una partida de rol, sin embargo ahora es todos contra la máquina, y ese reto me apasiona porque estoy convencido de que ella será despiadada. Por último, actualmente en la App hay horas y horas de juego, el primer escenario tiene una duración aproximada de 90 minutos, pero el último tiene una duración aproximada de 6 horas y eso me parece alucinante, la propia App te guarda el mapa y todo lo necesario para jugar las partidas en tantas sesiones como haga falta, pero esta forma de enfocar las partidas como una campaña me tiene fascinado, habrá que ver qué tal funciona pero la idea me parece genial. Mi gran duda en este aspecto es qué harán con las expansiones, me imagino que saldrán nuevas partidas/campañas en la App que se apoyarán en nuevos investigadores/monstruos/habitaciones que venderán en físico, habrá que ver por donde van los tiros.


Estos días estoy jugando mi primera partida y realmente me está gustando lo que aporta la App, por hablar de la tercera queja que he leído acerca de este juego y que se refiere a que la App ralentiza las partidas, hay que entender que esto no es un dungeon crawler, este juego simula una partida de investigación lovecraftiana y por lo tanto gran parte de la gracia recae en la ambientación, y esto se apoya totalmente en la App, por lo tanto cada vez que entremos en una habitación tendremos que tragarnos su descripción general y el detalle de algunos elementos que podremos investigar posteriormente, si eso ralentiza la partida pues apaga y vámonos a jugar a Descent, porque para mi es justo lo contrario, es precisamente esa ambientación y ese nivel de detalle el que acerca cada vez más este juego de mesa a una partida de La llamada de Cthulhu y eso a mi me encanta pero entiendo que no tiene porque gustar a todo el mundo, es algo que ya he detectado en otros juegos de mesa lovecraftianos donde mucha gente pasa del texto de las cartas y se va directamente al "tira fuerza", pues vale, si no os interesa la ambientación que propone este tipo de juegos hay muchas alternativas en el mercado. Otra duda que tenía yo antes de probar este juego era, ¿hace falta la parte del tablero o podían haber hecho un juego totalmente digital? Y la verdad es que también me ha sorprendido gratamente cómo fluye la partida de un lado a otro, es todo muy sencillo e intuitivo y estamos ante un buen juego de mesa con soporte digital, no ante un juego digital con elementos de mesa. Si la idea cuaja y tiene éxito solo el tiempo lo dirá, pero si el futuro es este a mi ya me tienen enganchado.


PS: Intentaré fotografiar una partida (¡dicho y hecho!) y explicaros como se juega, a ver si consigo que quede algo digno. Si tenéis alguna pregunta acerca de este juego aprovechar para hacerla aquí e intentaré contestarla en la próxima reseña.

PPS: El juego está en inglés, pero EDGE Entertainment ya lo ha anunciado traducido para antes de finales de año. No hace falta decir que es un juego con una altísima dependencia del idioma.

PPPS: He hecho una foto-reseña explicando cómo aprovechar el material de la primera edición de este juego en esta segunda edición, podéis verlo aquí.

2 comentarios:

delafuentecevasco dijo...

Gracias por la reseña.
Una cuestión: ¿Se dice algo acerca de los requerimientos mínimos del ordenador/tablet/dispositivo a usar?

Tristan Oberon dijo...

Hola, pues no tengo acceso a la web de FFG ahora mismo pero allí lo dirá, dudo que sean nada del otro mundo porque tampoco tiene gran cosa, vamos que no es un videojuego... aunque entiendo que es importante con la tablet sobre todo porque debe funcionar solo a partir de cierta versión de Android, luego lo miro.