9 de enero de 2019

Evil High Priest

Pues ya tenemos en casa el último juego de mesa creado por Petersen Games vía Kickstarter, este Evil High Priest es un eurogame de colocación de trabajadores que representan sectarios intentando ser los que consigan traer a nuestra realidad al Primigenio de turno.


Pueden jugar entre dos y cinco jugadores de más de catorce años y las partidas tendrán una duración aproximada de una hora, es de esos juegos que tienen tantas opciones que requiere de sus primeras partidas de toma de contacto, haber jugado previamente ayuda mucho a aprovechar todas las acciones.


A pesar de que el número de componentes y la magnitud del reglamento abruman un poco no es un juego especialmente complicado, hay muchas opciones y muchos tableros pero es de esos juegos que no se hacen especialmente densos a la hora de explicarlos ni de jugarlos.


Una de las cosas que me han dado rabia es que en el manual podemos ver unos componentes preciosos de plástico que sustituyen a los tokens que vienen con el juego básico, supongo que eran recompensas extras del Kickstarter en las que no entré (yo participo sistemáticamente en los Kickstarter pero excepto raras ocasiones lo hago solo para conseguir el juego pelado) y bueno, ver esos maravillosos componentes en el reglamento da algo de rabia.


Cada jugador tendrá un tablero de juego en el que situará los monstruos que vaya consiguiendo, sus sectarios (y sumo sacerdote), una chuleta con el resumen del turno y los puntos de victoria (ganará la partida el que consiga más) y la acción de su sumo sacerdote. Otro tablero con la logia de su secta en la que tendrá los recursos, las habitaciones en las que esconderlos, el sanatorio mental que hará de reserva de sectarios y un marcador con el que controlar la fuerza de los ataques de investigadores que se producirán a lo largo de la partida. 


Además el juego viene con un tablero de Primigenio que elegiremos en cada partida (con el básico vienen Cthulhu y Black Goat) en el que iremos moviéndonos para conseguir romper todos los símbolos arcanos (al romperlos todos finalizaremos automáticamente la partida, y son el elemento del juego que de más puntos de victoria por lo que siempre deberán ser nuestra prioridad), un tablero de poblaciones en el que tendremos las diferentes ciudades de la Nueva Inglaterra lovecraftiana donde podremos colocar a nuestros sectarios para cobrar suculentas recompensas previo pago de un coste, estas recompensas son los elementos básicos del juego (tesoro, sangre, magia y libros arcanos), evidentemente la clave del juego está en ir consiguiendo los marcadores adecuados para optimizar cada una de las acciones que hagamos. También tendremos un tablero de rituales donde colocar a nuestros sectarios para conseguir recompensas aún más suculentas aunque algo más lentamente que en las ciudades. Y por último un tablero adicional en el que colocaremos las cartas de monstruos y de habitaciones, con los monstruos podremos luchar contra los investigadores y las habitaciones nos servirán para proteger nuestros recursos ante las incursiones de esos mismos investigadores.


El libro está bastante bien explicado, con muchas imágenes y ejemplos, son 20 páginas pero como os decía antes no es especialmente denso a pesar de contar con mucha chicha. Cabe destacar que el juego, una vez leídas las instrucciones, tienen poca dependencia del idioma, casi todo está basado en símbolos y por lo tanto puede jugarlo cualquiera.


El libro incluye elementos que no vienen con el juego básico, además de los componentes de plástico que os decía antes también se explican aquí tableros de Primigenio que tendremos en las expansiones (que nos regalaron a los participantes en el Kickstarter), estos tableros hacen que las partidas sean completamente diferentes por lo que sin duda son un elemento muy a tener en cuenta, además de los dos tableros del básico tendremos: Crawling Chaos, Opener of the Way, Sleeper, Tcho-Tcho, Windwalker, Watcher, Antients y Yellow Sign.


Por resumir un poco el juego este consiste en colocar un sectario cada jugador hasta que todos se queden sin ninguno, cabe destacar que en cada lugar de los tableros solo cabe un sectario por lo que ahí entra la estrategia y el orden de juego, para colocar un sectario hay que pagar el coste indicado en la parte superior del lugar y se cobrará lo indicado en la parte inferior (y aquí tenemos la inevitable necesidad de prever lo que necesitaremos en turnos posteriores).


A continuación los sectarios situados en el tablero de rituales avanzarán una casilla (los rituales son más lentos y hay que ir avanzando cada turno para cobrar su recompensa), y se recuperarán todos los sectarios que no estén en el sanatorio mental o que hayan sido emboscados por un monstruo, y finalmente se activarán las habilidades de los monstruos en juego. A medida que se avance en el tablero del Primigenio se irán activando efectos entre los que está el ataque de los investigadores, cuando se produzca habrá que tirar los dados y todos los jugadores deberán ingeniárselas para sobrevivir a ese ataque sacrificando sectarios o monstruos para evitar perder recursos, aquí entran en juego las habitaciones del tablero de la logia que nos ayudarán a proteger ciertos recursos para no perderlos cuando suframos un ataque. Al final de la partida, que se producirá cuando se consiga el último símbolo arcano del tablero del Primigenio, se hará un recuento de puntos de victoria para determinar quien ha sido el ganador de la misma.


A los participantes en el Kickstarter nos han venido un par de pequeñas expansiones de regalo, The Dark Ritual contiene cuatro nuevos tableros de Primigenio: Ancients, Watcher, Windwalker y Yellow Sign, nuevos monstruos y variantes para darle una nueva vuelta de tuerca a sectarios e investigadores. 


En la caja The Blood Ceremony vienen también cuatro tableros de Primigenio: Crawling Chaos, Opener of the Way, Tcho-Tcho y Sleeper, más monstruos, sectarios e investigadores.


En resumen un eurogame muy interesante, con mucha chicha y que tiene para mi el valor añadido de que las partidas suelen durar algo menos de una hora por lo que no se eternizan, además con las dos expansiones tenemos en total diez tableros de Primigenio, aunque juguemos solo una vez a cada uno de ellos ya podemos dar por más que amortizado el juego por lo que estamos ante un juego entretenido, emocionante y altamente rejugable.


1 comentario:

Runeblogger of the Runeblog dijo...

Lo jugué en las jornadas The Kraken 2018 y pasé una hora de lo más entretenida invocando a la Cabra Negra.