2 de enero de 2019

El hogar del horror (lovecraftiano)

Hace casi tres años mostré (aquí) con consternación las estanterías que poblaban las habitaciones de mi piso en un intento de concienciarme a mi mismo de que no podía seguir por aquel camino, fracasé estrepitosamente y a día de hoy la invasión continúa imparable, las habitaciones se han quedado pequeñas y el comedor, los pasillos e incluso el dormitorio están repletos de trastos lovecraftianos. He decidido repetir la terapia sin demasiada esperanza, si tampoco funciona las próximas fotos serán del piso al completo para recoger ideas a ver donde meto más estanterías, porque a mi ya no se me ocurre nada. Apiadaos de mí, pues El Síndrome Neddam-Oberon no es una enfermedad todavía pero no tardará en serlo, y ojo que me han dicho que es contagiosa.






























PS: Disculpad la dispar calidad de las imágenes, diferentes habitaciones, puntos de luz, pulso tembloroso, etc.

PPS: ¡Feliz año nuevo a todos!

6 comentarios:

Gorgo dijo...

Tienes que contratar un buen seguro para tu colección. Ahí tienes metida mucha pasta. Y estaterias personalizadas.

kalamardo dijo...

La resistencia es fútil

Calfred Dolls dijo...

Espectacular!

Alejandro Moreno dijo...

¿Y dónde dices que vives? ¿qué horarios de salida y entrada tienes en tu casa? XD

Unknown dijo...

Jo, que envidia sana! Cuanto vale la entrada para visitarlo?

Carlos Cortina Fernández dijo...

Yo también tengo esa joya de Acervo (mi libro favorito). Y veo que tú también caíste con Los Gules del Miskatonic... (podemos esperar sentados). Una tremenda colección, ¡enhorabuena!