15 de febrero de 2017

Arkham Horror, el juego de cartas: El legado de Dunwich expansión

Ya tenemos aquí la primera expansión para el juego de cartas Arkham Horror, un juego que despierta tanta pasión que se ha convertido en polémico muy a pesar de la editorial que lo publica, Edge Entertainment.


Y se ha vuelto polémico porque tanto el básico como esta primera expansión se han agotado prácticamente antes de llegar a tiendas, según se puede leer en los foros de la editorial en el caso de esta expansión ni siquiera todas las tiendas que lo pidieron recibieron todas sus copias (aunque debo decir que yo lo reservé en Dungeon Marvels y lo recibí puntualmente), no se en que medida es culpa de Edge Entertainment y en que parte de Fantasy Flight Games, pero en este caso no creo necesario darles un tirón de orejas porque suficiente castigo tiene que ser saber que te has quedado corto en la tirada y que has perdido ventas por ello. De todas formas tanto el básico como esta expansión se están reimprimiendo mientras escribo esta reseña y estarán cerca de volver a ver la luz cuando la publique, por lo que estar atentos porque merece mucho la pena hacerse con este juego.


El legado de Dunwich es, en definitiva, la primera campaña para Arkham Horror el juego de cartas. En esta caja se nos presentan los dos primeros capítulos que podremos jugar en el orden en que más nos apetezca, y a poco que os pase como a mi ya os digo que no los jugaréis una sola vez.


Una de las cosas que más me han gustado de esta campaña, o por lo menos de su inicio (y tranquilos que no hay spoilers, es lo que se puede leer en la caja), es que es la continuación del relato El horror de Dunwich de H.P. Lovecraft, tras los hechos ocurridos en ese relato (¡leéroslo si no lo habéis hecho y queréis jugar esta campaña!) el Profesor Armitage nos pedirá ayuda, está preocupado y alterado, pero no sabemos por qué...


Respecto al contenido de la caja encontramos en ella a cinco nuevos investigadores, en este juego supongo que será normal encontrar este número de nuevos investigadores en cada campaña que se publique, ya que hay cinco clases diferentes de investigadores: Guardián, místico, rebelde, buscador y superviviente.


Además también tenemos las cartas propias de la campaña (para la que necesitaremos también cartas del juego básico, obviamente). Como os decía antes las dos partidas que encontramos en esta caja se pueden jugar en cualquier orden, pero si las jugamos como campaña (recordemos que cualquier partida de este juego se puede jugar independientemente) lo que hagamos en una partida tendrá repercusión en la otra, hay un elemento de una de las partidas que me ha alucinado porque logra que el juego transmita emoción y nerviosismo a los jugadores, ha sido genial jugar una partida con una tensión impropia de un juego de mesa, va, lo explico pero no lo leáis si vais a jugar la campaña: Hay un escenario en el que van apareciendo enemigos pero están inactivos, cada vez hay más pero te ignoran, no sabes en qué momento se activarán pero sabes que si lo hacen te van a destrozar, y eso me parece genial, esa tensión como decía en la que turnos tras turno vas preparándote para lo peor.


Y obviamente también se incluyen un montón de nuevas cartas para formar los mazos de nuestros investigadores, yo soy muy poco de experimentos y hasta ahora he jugado siempre con los mazos recomendados, aunque si que con la experiencia que he ido adquiriendo hay cartas que se adaptan mejor a mi forma de juego y otras que se que apenas voy a utilizar, sin embargo no ha sido hasta que he adquirido puntos de experiencia tras la primera partida que me he atrevido a quitar algunas cartas de estos mazos recomendados para añadir otras que me van a ser mucho más útiles.


Desde el primer día vengo diciendo que no soy mucho de juegos de cartas coleccionables, pero si el nivel es este tengo juego para años, estoy enganchadísimo y esperando con ansias tanto los siguientes capítulos como las nuevas campañas que nos depare el futuro (me ha sorprendido y entusiasmado lo de que esta campaña sea la continuación de un relato de H.P. Lovecraft). Una cosa que al principio pensaba que sería la principal pega de este juego resulta que se ha tornado en uno de sus principales atractivos, y es que a pesar de que las partidas las puedes jugar tantas veces como quieras con los mismos o con diferentes investigadores, yo pensaba que no iba a jugarlas más que una vez y por tanto era un juego caro para las horas de disfrute que me iba a ofrecer, pero me ha pasado justo lo contrario, nunca me ha salido bien un escenario a la primera y por lo tanto esta primera partida y puede que la segunda acaban siendo una toma de contacto para ver de qué va el escenario, y apenas lo acabas ya estás pensando en qué tipo de investigadores harán falta para superarlo satisfactoriamente, me entusiasma ir descubriendo las variadas posibilidades que ofrece cada uno de ellos y no deja de sorprenderme los apuros en los que te pone cada partida. Juegazo.



4 comentarios:

Falenthal dijo...

Totalmente de acuerdo.
Yo aun diría más: no es solo un juegazo, es un JUEGAZO.

Por ahora cada escenario tiene algo que lo hace diferente de los demás, y siempre te queda algún aspecto de la trama que no puedes resolver a la primera, o en que tienes que elegir qué perder para ganar otra cosa.

La rejugabilidad no viene solo por usar diferentes investigadores para la misma historia: ¡es que en un mismo escenario puedes tener historias algo diferentes según cómo la resuelvas! Y claro, según qué investigadores uses, unas opciones son más factibles que otras.

Buenísimo.

kalamardo dijo...

Habláis con tanto entusiasmo del juego que entran gana de probarlo.

Manuel Fleitas Rodriguez dijo...

¿Sabes si se ha subido en la página de Edge mazos pregenerados para jugar esta campaña como hicieron con la caja básica?

Tristan Oberon dijo...

Pues no tengo ni idea, supongo que si no lo han hecho lo harán en breve.