21 de noviembre de 2016

Les 5 Supplices Edition Prestige Lumière

(Foto-reseña de Les 5 Supplices: Introduction, Livret 1, Livret 2, Livret 3, Livret 4, Livret 5, Livret 6, Aventures, Ecran)

¡Foto-reseña-flash!

Ya os hablé hace un tiempo de la edición electrónica de esta campaña publicada por Sans Detour para la séptima edición del juego de rol L'Appel de Cthulhu. Hoy os dejo algunas fotografías de le edición física, que como veréis no solo incluye los seis libros que componen la campaña en si, además tenemos un par de libros extra, la pantalla, un montón de pósters, las ayudas de juego fotocopiadas, un juego de mesa (Le jeu des ombres), cartas y tarjetas con las fichas de los pj's, pnj's y nuevas criaturas que nos encontraremos a lo largo de esta campaña, mapas de todas las localizaciones, láminas a todo color y, por último, un maletín de cuero que por una parte me ha gustado (muy buen tamaño) pero por otra me ha dejado algo frío (peor calidad que el que recibimos con Les masques de Nyarlathotep, aunque aquel era más pequeño), ha sido tal la polémica (creo que exagerada) con este maletín que Sans Detour ha decidido aceptar devoluciones de la gente descontenta y compensar con un vale de 20 euros para su tienda a aquellos que no lo estemos, chapeau por ellos, aunque por mi no hacía falta. Si os interesa esta campaña, la están jugando vía foro en Leyenda.net, podéis encontrar los diferentes hilos aquí.


































Esta campaña salió de una recaudación de fondos vía Ulule, y además de poderse comprar los libros sueltos o esta edición prestige "luminosa", también podía comprarse otra edición oscura, precisamente el guardián que está dirigiendo la campaña en Leyenda.net, el gran Tillinghast, ha sido tan amable de enviarme cuatro fotografías de esta otra edición, ¡muchas gracias!






(Foto-reseña de Les 5 Supplices: Introduction, Livret 1, Livret 2, Livret 3, Livret 4, Livret 5, Livret 6, Aventures, Ecran)

2 comentarios:

kalamardo dijo...

Una auténtica maravilla esta edición.

Miguel Madrid Villar dijo...

En general el trabajo que hacen nuestros vecinos es exquisito, la última vez que estuve en París me arrepentí de solo haber estudiado tres años de francés, solo ver la maquetacion y el acabado te hace tener ganas de aprender...