1 de octubre de 2020

Ghoul Island Act 1: Voyage to Farzeen

Me encanta descubrir cómo mi amigo (ya, no sé cuando me cansaré de decir esta tontería) Sandy Petersen reinventa los Mitos de Cthulhu cada vez que mete las manos en ellos, esta vez lo hace con los ghouls en su campaña para 5e (Sandy Petersen's Cthulhu Mythos) Ghoul Island, de la que hoy voy a reseñar el primer volumen. Cabe destacar que la semana pasada vio la luz en castellano, de la mano de Edge Entertainment, el libro Los Mitos de Cthulhu de Sandy Petersen, intentaré reseñarlo en breve, pero con este libro que os muestro hoy veréis que hay chicha en esta línea, espero que se venda bien y se vaya traduciendo porque tenemos por delante un par de campañas muy interesantes...


Esto nace en un Kickstarter y son cuatro libros en total, este primero ocupa 64 páginas y lo tengo en digital y encuadernado en cartoné, el resto los he ido comprando pero aún no los he leído. Por cierto en la propia web del proyecto podéis ver un generoso adelanto de este primer libro y parte del segundo, y en la web de Petersen Games podéis comprarlo.


Petersen aprovechó el SRD de la quinta edición del popular juego de rol Dungeons & Dragons para publicar un libro metiendo los Mitos de Cthulhu en la ecuación, y eso le da vía libre para crear campañas que exploten tan jugosa fórmula, esta ha sido la primera pero ya hay una segunda en ciernes: Yig Snake Granddaddy.


Pero bueno hoy os quiero hablar brevemente de Ghoul Island, una campaña que empezará con personajes de nivel 1 y que pretende llevarlos hasta nivel 4-5 en este primer libro y hasta nivel 14 en total, y leyendo el argumento principal de la campaña y cómo está estructurada me he dado cuenta de que por muy mal visto que esté el rollo de los niveles en los juegos de rol lovecraftianos le pega la mar de bien ese control del valor de desafío de los encuentros (que seguramente ya no se llama así en quinta edición, pero ya me entendéis), ver cómo se empieza luchando con temas totalmente cotidianos que como mucho llevan al terriblemente desafiante enfrentamiento contra un solitario profundo y cómo se acaba siendo hostigado por hordas de criaturas mucho más peligrosas e incluso a servidores de los mismísimos Dioses Primigenios me hace confirmar que esto de mezclar la fantasía heroica con los Mitos de Cthulhu es un caramelito.


Es verdad que ni jugando ni dirigiendo esto debemos perder nunca de vista que estamos dándole a Dungeons & Dragons, tanto en este escenario como en el compendió y bestiario que salió en su día (Sandy Petersen's Cthulhu Mythos) nos hablan largo y tendido de cómo lidiar con el terror en general, y con el horror cósmico en particular, en este juego de rol, que viene a ser algo parecido a lo que hacemos cuando dirigimos Pulp Cthulhu en vez del estilo más purista de La llamada de Cthulhu, tener siempre en mente el tono heroico del juego y de las partidas.


Cabe destacar que si no lo he entendido mal el juego y esta campaña carecen de ambientación propia, o de un mundo de juego propio mejor dicho, por lo que las localizaciones propuestas deberemos situarlas donde mejor nos encajen o donde más ganas tengamos de jugar.


En fin, yo siempre he sido muy fan de Dungeons & Dragons, he jugado poco pero siempre me ha gustado lo que propone y me he divertido mucho dándole caña, hace eones dirigí la Dragonlance (en tiempos de AD&D) y esta es la primera vez desde entonces que me planteo muy seriamente ponerme a dirigir nuevamente con este juego, seguramente no lo haría si tuviera que aprenderme todo el reglamento, pero como este año pasado estuve jugando la campaña de La mina perdida de Phandelver y tengo más o menos controlado el tema me costaría realmente poco ponerme... ¡Argh! ¿Qué hago?


1 comentario:

Arisa Narimiya dijo...

No lo dirijas, és una trampa e.e