8 de agosto de 2018

Resurrection of the King

Otro juego de rol basado en los Mitos de Cthulhu, este Resurrection of the King es obra de Karl Larsson y puede comprarse, en su edición digital, en DriveThruRPG.


Es un libro de 103 páginas que parte de una premisa tremendamente original, imaginad el mundo que conocemos con un pequeño cambio, nos situamos en la época del Imperio Romano pero en vez de haber triunfado Cristo y su religión aquí nos encontramos ante el triunfo de El Rey de Amarillo y su secta, por lo que en vez del Imperio Romano jugaríamos en una distopía conocida como el Imperio Carcosiano.


En este juego los personajes jugadores serán Apóstoles de El Rey de Amarillo, viajarán por todo el imperio difundiendo su palabra y enfrentándose a los muchos peligros que amenazan el crecimiento de esta incipiente religión.


Los paralelismos con el Imperio Romano son tantos que realmente podríamos inspirarnos e incluso coger partidas de Cthulhu Invictus para utilizarlas con este juego, además si os fijáis en los títulos de los capítulos también veréis que las referencias a la Biblia son evidentes.


El sistema de juego es una variación del Ethos Engine de Ben Dutter, un sistema que destaca por centrarse en tareas y situaciones más que en estadísticas y motiva a los jugadores a utilizar las creencias y la fe de sus personajes para afrontar los retos que se vayan encontrando.


Los primeros capítulos nos hablan de esta religión (o secta, es indiferente), de su teología, historia y miembros, obviamente incluyendo toda una sección dedicada a crear personajes jugadores.


A continuación encontramos una serie de capítulos dedicados a explicarnos el sistema de juego y a darnos consejos acerca de como dirigir una partida.


Se incluyen también por aquí una serie de tablas para crear eventos aleatorios para cubrir viajes y darle vidilla a los momentos entre partidas.


También se nos explica como crear campañas, de hecho una campaña sería lo que le faltaría a este juego para ser algo digno de ser tenido en cuenta, por lo menos para mi gusto.


El último capítulo profundiza en la doctrina y el crecimiento de los personajes dentro de la secta, bueno, de los personajes y de la propia religión, ya que la idea es que los personajes formen parte activa de la supremacía de El Rey de Amarillo.


Al final del libro encontramos un mapa del Imperio Carcosiano y la ficha para crear personajes.


Yo cuando no conozco un sistema de juego lo primero que hago es mirar su ficha, con ella nos haremos una idea por lo menos de la complejidad del juego, y esta ficha ya nos dice que estamos ante un sistema sencillito que prioriza la narración por encima de los números y las tiradas.


En fin, una ambientación muy interesante que de momento solo será útil a aquellos que sean buenos creando sus propias historias, los negados como yo solo podríamos adaptar escenarios de Cthulhu Invictus como os decía antes, pero por lo que he leído esas partidas podrían servirnos de relleno pero no como núcleo de una campaña, ya que evidentemente esas partidas no potencian para nada el crecimiento de una religión. Espero que el autor se curre algunas partidas o campaña porque tengo muchas ganas de ver cómo sacarle provecho a todo este material.

2 comentarios:

Roger Corbera Mestres dijo...

La idea de partida parece muy buena.Aunque siempre se me hace raro la idea de jugadores sectarios.

Juan M. Escribano dijo...

Un poco a lo Ripples from Carcosa, ¿no?