8 de junio de 2016

Eficiencia bajo presión

La editorial Three Fourteen Games nos ofrece un año más un producto benéfico destinado a ayudar a la Fundación de Amigos del Centro de Salud Infantil de Varsovia. Y además no nos ofrecen un producto cualquiera, este año ponen a nuestra disposición un escenario mítico titulado Grace under Pressure y publicado en su día por Pagan Publishing, nos llega traducido como Eficiencia bajo presión y convenientemente adaptado a Cthulhu d100.


Ya os hablé en su día del original (aquí), un libro que en formato físico va muy buscado (es raro encontrarlo por menos de 100 dolares) y del que ahora podremos disfrutar por apenas 3 euros.


Son 64 páginas y, como suele ser habitual en esta linea benéfica, solo se ha publicado en formato digital. Podéis comprarlo en la web de la editorial.


Y aquí podéis ver donde transcurrirá la mayor parte de esta peculiar aventura, ni más ni menos que en un prototipo de vehículo submarino diseñado para el estudio del lecho marino. Por lo tanto ya os podéis imaginar que la partida está ambientada en la época actual.


Contaremos con ocho personajes pregenerados, científicos y técnicos que se embarcarán en esta peculiar aventura.


La rutina a tanta profundidad será dura y peligrosa, cualquier fallo o despiste les puede costar la vida, pero la recompensa de ver cosas que nunca ojos humanos han podido contemplar bien vale algún riesgo.


Es una partida muy peculiar que requiere una preparación y una puesta en escena algo particular, al tener lugar en un entorno cerrado y sus alrededores (el fondo marino) se hace especial hincapié en jugar con la sensación de aislamiento y de claustrofobia que sentirán los investigadores y que deberíamos poder trasladar a los jugadores, es una partida que a ratos se puede jugar a oscuras (utilizando linternas o barras de luz), con banda sonora o con el audio de algún sonar, separando a los jugadores físicamente cuando se separen los investigadores, etc., todas estas recomendaciones vienen en el libro y además la gente de Three Fourteen Games se lo han currado y han grabado unos audios que se podrán escuchar durante la partida, desde luego son la mar de inspiradores y veréis que alguno de ellos logrará poner a los jugadores los pelos como escarpias.


La única pega que tiene este escenario, por ponerle alguna, es que es un one-shot puro y duro que difícilmente podremos encajar en una campaña, prácticamente es obligado utilizar los personajes pregenerados porque hay incluso algunas habilidades inventadas para la ocasión. Otra cosa es que necesitaremos un buen número de jugadores, yo recomendaría jugar mínimo con cuatro, y máximo ocho, yo suelo huir de grupos grandes pero en esta ocasión es tan importante que haya gente que incluso se nos recomienda dirigirla entre dos guardianes.


Yo la dirigí un par de veces en su versión original y en ambas ocasiones me funcionó muy bien, y eso que yo no soy un guardián de adornar demasiado mis partidas, pero esta como os decía antes apetece dirigirla con todo tipo de parafernalia. Para la segunda vez que lo dirigí incluso me compré unos walkie-talkies baratitos para que los jugadores se comunicaran a través de ellos cuando se separaban, con eso, el sonar de fondo y las barras de luz en ciertos momentos de la partida seguramente conseguí crear el mejor ambiente que he creado nunca en una partida de rol.


Me gusta muchísimo que Three Fourteen Games recupere grandes clásicos para estos proyectos benéficos, pagar 3 euros por una iniciativa de este estilo siempre es un placer, pero si además a cambio obtenemos una pedazo de partida como esta no podemos pedir más. Recordar que, si os interesa, podéis comprarla aquí.

PS: Si disponéis de un portátil con Windows os recomiendo un salvapantallas que es una maravilla para utilizarlo durante esta partida: Sonar Screensaver.

1 comentario:

kalamardo dijo...

Gran iniciativa de 34G y veo que recomiendas la partida. Buena reseña;