16 de marzo de 2015

Shadows of Brimstone: City of the Ancients

Otro juego de mesa lovecraftiano que arrasó en Kickstarter, este shadows of Brimstone aspiraba a conseguir 30.000 dolares y se llevó algo más de 1.300.000, sin duda es un juego que entra por los ojos y eso ayuda. Si quieres aprender como se juega visita esta otra entrada.


Lo publica la editorial flying frog productions y la caja impresiona, no llega al nivel absurdo de Cthulhu wars pero se le acerca peligrosamente.


El juego es un dungeon crawler lovecraftiano ambientado en el lejano Oeste, uno de esos juegos que intentan acercar elementos propios de los juegos de rol a un juego de mesa y que por lo tanto nos ofrece no solo una aventura sino la posibilidad de encadenar partidas subiendo a los personajes de nivel, mejorar nuestro equipo, etc.


Lo primero que vemos al abrir la caja son un par de libros, las reglas del juego y un libro de aventuras, tras estos hallamos las fichas de los personajes y de los monstruos y un montón de tablas y cartas.


Escondido bajo todo esto hallamos un CD con la banda sonora del juego, no sirve para nada más que para ambientar pero oye, es mi primer juego de mesa con BSO.


El libro de reglas es bien completo, no es un juego sencillo de asimilar porque tiene multitud de mecánicas tanto en las misiones propiamente dichas como entre partidas.


Por suerte cuenta con una primera misión básica con la que aprenderemos a dominar los conceptos esenciales del juego, y a partir de ahí iremos escalando la dificultad de las partidas.


Pero vamos, no deja de ser un juego en el que se tienen que consultar a menudo las instrucciones para asegurarnos de que estamos haciendo las cosas bien.


El libro de aventuras nos presenta la ambientación, cabe destacar que hay dos juegos básicos y este que tengo yo es solo uno de ellos, me compré el city of the Ancients porque suena más lovecraftiano que el swamps of death, pero vamos en esencia lo que cambiaría de un juego a otro serían estas aventuras y todas las miniaturas, cartas y demás.


Como podéis ver los libros son a todo color y tienen muy buenas ilustraciones.


Y aquí tenéis las miniaturas incluidas, para mi el aspecto más negativo y decepcionante de la compra de este juego ha sido que estas miniaturas no solo vienen sin pintar (algo habitual) sino que además vienen desmontadas, ya lo veréis en alguna fotografías más adelante pero para mi eso es un drama y una vergüenza, no se si a los participantes en el Kickstarter se les avisó de que tendrían que ponerse a cortar, lijar y pegar las miniaturas, pero desde luego para los que no estamos habituados a ello es un autentico coñazo.


Se incluyen cuatro estereotipos de personajes jugadores, el bandido, el Sheriff, el pistolero y la chica de Saloon (o pianista, ya que todos ellos vienen en una versión femenina y otra masculina), y cada uno de ellos tendrá una serie de upgrades y de caminos de mejoras y habilidades que podrá seguir cuando suba de nivel.


Y a continuación hallamos una serie de aventuras que van formando una campaña, cada una de ellas nos explica como hacer el setup de la partida, nos dice cual será nuestro objetivo y puede tener reglas propias que deberemos acatar. Por supuesto la dificultad va creciendo y deberemos ir mejorando a nuestros personajes para afrontar las partidas más complicadas.


En la caja, debajo de todos estos elementos, encontramos las miniaturas totalmente desmontadas.


Como os decía antes hay que tener habilidad y paciencia para conseguir juntar todas estas piezas y sus respectivas peanas, como podéis observar en esta fotografía no se trata solo de juntar un par de elementos, los personajes jugadores constan de tres o cuatro piezas cada uno.


Y esta miniatura, el Goliath, consta de nada menos que diez piezas, yo no creo que sea capaz de montarla en condiciones, debo confesaros que estoy jugando a este juego con las miniaturas de Arkham horror, elijo algunas que se parezcan y me olvido del corta y pega.


Respecto a la banda sonora del juego nada reseñable, algunas canciones pegan muy bien con la ambientación y otras no tanto, una vez escuchada dudo que vuelva a ponerla durante una partida.


Aquí tenéis las fichas de los monstruos y de los personajes jugadores, en una próxima entrada os mostraré una partida y os explicaré para que sirven todos los elementos de las fichas.


Lo mismo con las muchísimas tarjetas con tablas de encuentros, hay tres que sirven durante las partidas (tabla de locuras y de heridas físicas para cuando nos hagan pupa y otra de eventos aleatorios en la mina) pero el resto representan las diferentes localizaciones de un pueblo al que viajaremos tras las partidas, ahí podremos mejorar a nuestros personajes, comprar y vender equipo y hacer un sinfín de actividades.


Se incluyen muchos dados de seis caras (el que tiraremos habitualmente), y otros dos dados que también utilizaremos de vez en cuando.


Estas cartas son las de referencia rápida de algunas reglas (a la derecha) y las habilidades iniciales de los personajes a la izquierda, hay diversas habilidades para cada uno de ellos y solo podremos elegir una al principio de la partida, lo que mejora sin duda la rejugabilidad del juego.


En esencia la partida va avanzando a medida que añadimos nuevas piezas al mapa, esto se hace cogiendo cartas que nos indicaran cual es la siguiente pieza a colocar, por lo que a pesar de que hay alguna misión con un mapa predeterminado en la mayoría de los casos jugaremos en mapas modulables y aleatorios. Las cartas de encuentros son eso, encuentros que iremos teniendo a lo largo de nuestras aventuras.


Como veis hay muchísimos montones de cartas, en la siguiente imagen y empezando por arriba tenemos las de growing dread (cosas malas que se van acumulando para el desafío final de la partida), las cartas de amenaza (divididas en low, medium, high y epic, una forma de equilibrar el juego para diferente número de jugadores), darkness (cosas fatídicas), gear (equipo y tesoro variado), scavenge (un mazo de exploración en la que hay cosas buenas y cosas malas) y loot (cartas que cogeremos al final de una pelea y que representa la recompensa que obtendremos por derrotar a nuestros enemigos).


Encounters (como os he dicho antes son eventos aleatorios que ocurren durante la partida), artifacts (más tesoros, en teoría más potentes que los del mazo gear) y cartas iniciales para los personajes, todos empiezan con algunas cartas fijas del mazo starting gear y con una carta aleatoria del mazo personal items.


Y por último un buen montón de planchas que destroquelar, todo es a doble cara y aprovechando esto las piezas del mapa tienen una cara que representa una mina en la que desarrollaremos la mayoría de las aventuras y por la otra cara una meseta helada a la que podremos viajar mediante portales dimensionales que podremos encontrar en el mapa.


Por lo demás tokens de todo tipo, estas balas y tambor de un revolver son para el pistolero.


Esos marcadores en los que pone grit son una especie de puntos de héroe con los que podremos repetir tiradas y hacer algunas virguerías.


Las letras no se ni para que sirven, hay tokens que se usan especificamente en algunas misiones, por lo que hasta que no llegas a ellas no los sacas de la caja.


Y por supuesto no pueden faltar los puntos de vida y los de cordura, además de tokens de equipo como pueden ser las vendas, el whisky o la dinamita.


También hay contadores de puntos de corrupción, de piedras negras (uno de los recursos del juego), y ese marcador con números de la derecha que es el contrarreloj del juego (ya os contaré).


Marcadores de elite para ponerlos en los enemigos cuando el nivel de nuestros personajes lo requiera (porque obviamente los enemigos van siendo cada vez más potentes y peligrosos).


Y más equipo, piezas del mapa e infinidad de elementos que, una vez más, es imposible volver a guardar en la caja una vez lo tienes todo destroquelado.


En una próxima entrada os explicaré como se juega, la verdad es que una vez superadas las primeras partidas, en las que yo por lo menos iba muy perdido, descubres un buen juego, un dungeon crawler en toda regla que garantiza horas y horas de diversión (y de disgustos, como no tengas el día con los dados... )



PS: Si quieres aprender como se juega visita esta otra entrada.

7 comentarios:

Aida Galera Ortiz dijo...

Si te molesta lijar, siempre podrías, digo yo a modo de sugerencia sin ningún motivo perverso, sortearlo entre tus fans que te hayan dejado el primer comentario de esta entrada.


DAME, DAMELO, LO QUIERO, DAME, ES MIOOOOOOOOO

Tristan Oberon dijo...

Jeeejeee me da palo lijar pero soy un coleccionista empedernido, sorry :))

Aida Galera Ortiz dijo...

Si yo es por hacerte un favor, tantas cosas en tu colección pronto te vas a quedar sin espacio y este juego es de los que ocupan mucho xD

Tristan Oberon dijo...

Si es por espacio debería regalarte el Cthulhu wars también... ¡no se donde meterlo! :P

fernando calahorro dijo...

Tiene pinta de ser un juégazo.que ganas de pillarlo

fernando calahorro dijo...

Quería preguntar que te motivó a pillar este core en vez del otro.

Los héroes, monstruos???

slaudos

Tristan Oberon dijo...

El nombre, me sonaba más lovecraftiano :)