2 de mayo de 2012

Miskatonic school for girls

¿Que pasa cuando llevas los mitos de Cthulhu a una universidad solo para chicas? Depende, ¿llevan uniformes sexys? ¿Si? Entonces está claro, has triunfado, pides 11.500 dolares para publicar tu juego y consigues recaudar algo más de 63.000, ¿estamos locos? No, ¡llevan uniformes sexys!


Esto es lo que ha pasado con Miskatonic school for girls, un juego de cartas creado por Fun to 11 que ha visto la luz gracias a una exitosa recolección de fondos (Kickstarter) en la que decidí participar.


Pueden jugar entre dos y cuatro jugadores y las partidas duran alrededor de una hora. Como veis en la siguiente imagen la caja es de un tamaño similar a la de Arkham horror.


En el lateral de la caja aparece la larga lista de participantes en el fundraising, este privilegio junto a una pegatina y algunas cartas exclusivas han sido los beneficios para los participantes "rasos", como yo. Como es habitual en estas iniciativas mientras mas dinero pones mas te llevas, en este caso podías darles mas dinero por llevarte algunos dibujos originales e incluso por pasar unos días en la editorial viendo todo el proceso creativo.


El manual de instrucciones.


En el reverso del libreto podemos encontrar una forma de conseguir nuestro propio diploma de la universidad.


Las instrucciones realmente son sencillas, en seis páginas está todo explicado. La verdad es que tras leerlas mis primeras impresiones no fueron demasiado satisfactorias.


Pero todo sea dicho, tras un primer fin de semana de pruebas la cosa ha cambiado y habiéndolo probado con diferentes grupos y diferente número de jugadores la sensación ha mejorado y debo reconocer que es un juego muy entretenido.


¿Pero de que va? Venga. Cada jugador lleva un aula de la universidad, y el juego consiste en que las alumnas de ese aula se defiendan de los profesores (entes lovecraftianos) todo lo que puedan mientras el resto de aulas van enloqueciendo. Así de simple y así de complicado, el juego es de cartas y la mecánica es sencilla, comprar para ti las mejores alumnas (defensa) y comprar para el resto de jugadores los mejores profesores (ataque).


Los componentes de la caja: cuatro contadores de cordura, cuatro tableros individuales y un buen montón de cartas.


El tablero de juego está dividido en seis partes: abajo del todo el contador de cordura (los que van llegando a cero pierden, obviamente gana el último que queda con cordura), la zona para las cartas adquiridas (purchase), la zona para la baraja (deck), el aula donde se desarrollará la acción (classroom), la zona de descartes (discard) y la taquilla (locker).


Cada jugador contará con una carta en la que se explica el orden de juego y el desarrollo de los turnos. Básicamente se recogen las cartas de tu zona de purchase, luego se añaden cartas de la zona deck hasta llenar la mano con cinco cartas, con estas cartas compras lo que puedas (añades a tu zona de purchase la alumna que compres y a la zona de purchase del jugador sentado a tu izquierda el profesor que compres), a continuación todos los profesores que tengas en la mano bajan al aula, te atacan (te defiendes con alumnas de tu deck), se aplica cordura o efectos de las cartas, se descarta todo y se acabó el turno.


Estas son las alumnas iniciales, todos los jugadores empiezan con las mismas y todas las cartas tienen la misma estructura, vemos que en la parte superior derecha de la carta hay un corazón y unos tentáculos, el número que haya en el corazón son los puntos de friendship que te da esta alumna, y el que haya en los tentáculos son los puntos de nightmare, con los primeros compras alumnas y con los segundos profesores. Normalmente contarás con cinco de estas cartas en la mano a la hora de hacer compras y el precio de las cartas está en su esquina inferior derecha, estas alumnas no tienen coste porque no se compran, ya que como he dicho son las iniciales.


Estas son las alumnas que habrá en venta, se mezclan en una baraja y salen de tres en tres, por lo que cada turno tendrás una cantidad de recursos y diferentes estudiantes a tu disposición. Los números que veis en la parte media de la carta son las defensas de la alumna, el primer número es la defensa contra el poder de los profesores y el segundo es la defensa contra la perdida de cordura.


Los profesores son parecidos solo que sus valores numéricos son de ataque, el primero es su poder y si sobreviven el segundo número es la cordura que hacen perder al jugador.


Aparte hay una serie de cartas de evento que son efectos inmediatos o acumulativos y los profesores sustitutos y alumnas de intercambio, estos últimos se cogen cuando no puedes pagar un profesor/alumna, ya que es obligatorio que cada turno cada jugador adquiera una carta de cada tipo.


Vistas las cartas con mas detalle nos damos cuenta de que algunas llevan texto adicional, en el caso de los profesores son efectos que deben aplicarse tras una clase (si sobreviven o mueren), en el caso de las alumnas son efectos que pueden aplicarse antes de formar la clase o en el caso de que salgan de la baraja para defender. Hay pocos efectos diferentes pero los suficientes como para que las partidas sean poco repetitivas.


Este es un tablero individual a media partida. Como habréis visto el juego está enfocado en clave de humor y los nombres de los profesores y de las estudiantes son muy lovecraftianos, de todas formas su relación con los mitos finaliza aquí para lo bueno y para lo malo, vamos que no hace falta saber lo que son los mitos de Cthulhu para disfrutarlo pero tampoco encontraremos grandes referencias mas allá del primer repaso a las cartas.


Con dos jugadores el juego es un intercambio constante de hostilidades en el que influye bastante el azar.


Sin embargo con tres o cuatro jugadores, a pesar de seguir teniendo una fuerte carga de azar, el juego adquiere un valor añadido y cobra importancia la estrategia. Tras un par de partidas te das cuenta de que el juego no consiste en comprar la carta mas cara que te puedas permitir sino que hay que tener una estrategia y un objetivo en mente y para cumplirlo te pueden ser útiles cartas que a otros jugadores pasarán desapercibidas.


A mi el juego me ha gustado, y las opiniones de los que lo han ido probando conmigo son positivas... venga, ¿no vais a hacerles caso con lo monas que son?


Si os interesa, podéis comprarlo directamente desde la web de Fun to 11, y para saber si os gustará o no además de mi foto-reseña podéis ver al creador del juego enseñándoos como se juega:


http://boardgamegeek.com/boardgame/109932/miskatonic-school-for-girls

3 comentarios:

Entropía dijo...

¿Tú crees que ha tenido éxito por los uniformes? El aspecto del juego me parece muy inocente, creo que precisamente han optado por alejarse de los tópicos estilo hentai.

Saludos,
Entro

Tristan Oberon dijo...

Jeejeee y además las chicas son tirando a feuchas, pero una cosa no quita a la otra y los uniformes sexys ahí están ;)

kalamardo dijo...

A priori es una bastardada en toda regla, si no fuera por la reseña si me hubiera fijado. Tras leerla me pica la curisidad. Parece la mar de entretenido.