30 de mayo de 2011

2010 - Altitude


En este caso han sido los tentáculos en el póster los que me han animado a ver esta película canadiense en la que cinco mequetrefes estereotipados se meten en una avioneta rumbo a donde a nadie le importa y se dedican a gritarse y a pelearse durante una hora que se hace insoportable. Por suerte luego aparece el dueño de esos tentáculos y la cosa se anima un poquito en los últimos minutos, el final podría haber sido memorable pero le faltan narices y acaba decepcionando, o manteniendo la decepción constante que es la película.

¿Que me ha parecido? La idea no es mala, hubiera dado para un buen episodio de la dimensión desconocida, de cuentos asombrosos o de maestros del horror, pero no da para una película y acaba aburriendo con sus diálogos insoportablemente cansinos y que no aportan nada. Si alguien siente curiosidad que vea los cinco primeros minutos y se salte la hora siguiente para ir directamente al desenlace, pero vamos muy aburridos tenéis que estar para perder el tiempo con esta película.



3 comentarios:

eban666 dijo...

Pues si que da para montar una partida de rol en vivo.

kalamardo dijo...

Has hecho un resumen de la película magnífico, no ha dicho que simplemente es un peñazo si no que has explicado el porque con todo lujo de detalles. Ah! Si es que la pobre no da para más. Lo mejor, sin duda, el póster de la misma.

Tristan Oberon dijo...

Esta es de esas películas que normalmente no veo acabar, porque me aburro y la quito. Pero en este caso la vi entera porque tarda mucho en aparecer el bicho, y me alegro porque lo único rescatable es el inicio y el final.