20 de abril de 2016

Elder Sign: Omens of Ice expansion

Curiosa la evolución que está teniendo Elder Sign, un juego de mesa que empezó en el interior de un museo y que a base de expansiones nos ha hecho vivir aventuras en las calles de Arkham y ahora nos lleva de expedición hasta los más remotos y extremos rincones de Alaska.


Esta expansión está basada en la campaña The Trail of Ithaqua de la versión electrónica de este mismo juego, Elder Sign: Omens, parece que para Fantasy Flight Games las ediciones electrónicas de sus productos siguen cobrando importancia, veremos hasta donde nos lleva esto.


Y aunque la mayoría de componentes que vienen en la caja son independientes nos seguirá haciendo falta el juego básico para utilizar esta expansión, veremos que hay algunos mazos de cartas que sustituirán a los del juego original pero otros deberemos mezclarlos juntos.


Las instrucciones son seis páginas, todas las fases del juego han sido modificadas para adaptarlas a las necesidades de esta expansión, por lo que podríamos decir que aún partiendo de la misma base tendremos tres partidas absolutamente diferentes si jugamos solo con el básico, con el Gates of Arkham o con este Omens of Ice.


A mi personalmente me gusta que un juego se reinvente de esta manera expansión tras expansión, tiene mérito que los autores consigan sorprendernos a estas alturas con un estilo de aventura que tiene poco que ver con lo visto hasta ahora.


Y es que como podéis ver en las cartas de la siguiente imagen tendremos un campo base y una tarjeta para controlar la climatología y las provisiones con dos niveles de dificultad (verano e invierno), el frío y el hambre son dos elementos que podrán matarnos, pero desde luego no serán nuestra principal preocupación...


Ese puesto de honor lo ocuparán los nuevos Primigenios: Rhan-Tegoth, Rlim-Shaikorth y, como no podía ser de otra manera, Ithaqua. El Primigenio que elijamos también determinará la dificultad de la partida.


Se incluyen además ocho nuevos investigadores que pasan a engrosar la lista de disponibles, si no he perdido la cuenta van 40, lo que según mis cálculos da para una expansión más antes de cerrar esta linea o de dejar de incluir nuevos investigadores en futuras expansiones. ¿Por qué? Sencillamente porque en todos los juegos lovecraftianos de FFG los investigadores son los mismos, y hay 48.


Y por supuesto también se incluyen muchas cartas de aventuras, como ya habíamos visto en alguna expansión anterior aquí no las mostraremos boca arriba como en el juego básico, sino que saldrán ocultas dejando visible por su parte posterior la dificultad (con un código de colores) y cualquier efecto que pudieran tener a la media noche, por lo tanto hasta que no nos aventuremos a descubrir esa carta no sabremos que peligros se esconden tras ella.


También hay cartas de equipo, aliados y hechizos que podremos mezclar con las del juego básico y un mazo propio de cartas de mitos que nos deparará nuevas y desagradables sorpresas.


Como decía antes prácticamente podríamos decir que estamos ante un juego nuevo más que ante una expansión, no podemos jugar sin los componentes del básico pero el desarrollo de la partida será completamente distinto al que estamos acostumbrados, deberemos encontrar recursos con los que mantenernos vivos y deberemos protegernos del frio mientras hacemos frente a los horrores cósmicos que nos acecharán, tenemos cuatro cartas de aventura especial que entran en juego en determinados momentos de la partida y serán las que nos cuenten la historia, las que nos guíen hasta la expedición perdida o hasta la más horrible de las muertes.



2 comentarios:

Manuel Fleitas Rodriguez dijo...

Yo tengo la versión de móvil y me encanta. La de mesa no me la he comprado porque si monto una partida prefiero jugar al Arkham o al eldrith.

kalamardo dijo...

Otra expansión para alargar la vida del juego. Mola que pongan tanto empeño en alargar la serie. A demás, una ambientación en condiciones extremas siempre ayuda a meterse más en la ambientación.