16 de julio de 2014

Arkham, relatos de horror cósmico

Otra antología literaria con tintes lovecraftianos, en esta ocasión nos llega de la mano de Tyrannosaurus books en colaboración con el blog infectados y se trata de Arkham, relatos de horror cósmico.




Son 256 páginas encuadernadas en rústica.


Aquí tenéis el índice y los créditos, llama especial y poderosamente la atención la portada dibujada por Daniel Expósito.


En el prólogo Alberto López Aroca nos sitúa en el punto en común que tendrán todos los relatos, como el propio título de la antología indica este será la famosa ciudad creada por H.P. Lovecraft: Arkham.


El primer relato es en la salud y en la enfermedad de Iris Martinaya, donde leeremos sobre los secretos que se ocultan tras un matrimonio aparentemente idílico.


En el siguiente relato, la vieja tradición, Beatriz T. Sánchez nos cuenta las aventuras del periodista Fox O'Bannon, y con solo dos relatos ya vemos que hay una cierta conexión entre ellos, ciertos elementos en común además de estar ambientados en la misma ciudad.


Santiago Sánchez Pérez escribe en el que mira sobre un indigente que acaba llegando a Arkham como podía haber llegado a cualquier otro lugar... ¿o no?


En ciclo eterno, de Macu Marrero (coordinador de esta antología, por cierto) nos cuenta como una niña, habitante de Arkham, deja atrás su infancia y abraza la madurez con resignación.


El caniche, de Laura S.B., es un relato divertidísimo sobre las consecuencias de aceptar un empleo en un entorno de trabajo digamos... peligroso.


El nº 194 de Angel street, de Patry Bruha Brujah es, además de un guiño al que fuera hogar de H.P. Lovecraft, una historia en la que poca gente es lo que parece, ¿quien será el asesino?


Equilibrio, de Karol Scandiu, nos enseña las consecuencias de ser un periodista ávido de información en un lugar donde sus habitantes son tan recelosos.


En Extenuación, de Irene Comendador, descubrimos el porque no hay que leer nunca libros viejos que parezcan tener relación con el ocultismo. Parece una evidencia, pero resulta que aún hay gente que se los lee.


A continuación Javier Fernández Bilbao escribe los extraños días, y en este relato seremos testigos de la aventura de un ingeniero que debe solucionar un inusual problema en Arkham.


El secreto de Angus Wheeler, escrito por Miguel Ángel Naharro, está ambientado en un cementerio y protagonizado por sus terribles habitantes.


Damnâtiô, de Ave Marcos, es una historia tremenda en la que vivimos en primera persona la desesperación de una persona atada a lo que parece una camilla en una habitación oscura.


Dani Durán en su relato la verdad de las tinieblas nos explica lo peligroso que puede ser recibir una herencia, sobretodo si lo que se hereda es un libro de los mitos...


El oscuro pasajero: Lujuria, escrito por Lucia Pérez Sainz, es un relato exquisito y macabro al mismo tiempo, un misterioso narrador sigue a un pervertido con ocultas intenciones.


El despertar, de Athman M. Charles, narra el descenso al infierno de un descendiente de los Whateley que sufre un accidente de moto camino de Arkham.


Y el último relato es el espejo y lo escribe Rodrigo F. Yáñez, una buena historia que transcurre entre dos épocas y que sirve de perfecto colofón a esta antología.


No se que me ha pasado con este libro, hace mucho mucho tiempo que empecé a leerlo y lo he dejado aparcado un par de veces por culpa de algún relato que no me acabó de enganchar, pero ahora que lo he acabado y teniendo en cuenta que los últimos relatos me han dejado muy buen sabor de boca se me hace difícil juzgar negativamente una antología por un par de relatos flojos, será que últimamente estoy muy bien acostumbrado y las antologías que me he leído mantenían un nivel sublime, esta tiene detallazos como lo de que los relatos estén interconectados no solo por la ciudad que da título al libro sino también por personajes, situaciones cruzadas y la omnipresente marca de cigarrillos que homenajea al autor del prólogo: L'Aroca, por lo que concluyo que estamos ante una antología lovecraftiana la mar de recomendable.

1 comentario:

kalamardo dijo...

Buena reseña, me hago una muy buena idea de lo que nos podemos encontrar. Que estén los relatos conectados mola. Que flojee en algunos casos... bueno, es lo que hay. Para gustos los colores.