29 de julio de 2015

Rat God

Rat God es la nueva serie limitada lovecraftiana de Richard Corben, un autor que cada día me cae mejor, a pesar de que nunca me ha acabado de convencer su estilo de dibujo tengo que reconocer que de un tiempo a esta parte siento debilidad por su obra, sin duda es uno de los autores más prolíficos en lo que a dibujar material relacionado con los Mitos de Cthulhu se refiere.



Es curioso que me haya ido comprando esta colección en grapa, yo soy muy de retapados y no me gusta nada este formato por varios motivos, básicamente la dosis de lectura es paupérrima, en el retapado sueles tener una historia completa que llena más que tenerla serializada, y además el cómic en grapa no se nunca donde guardarlo, el retapado es más fácil de almacenar y encontrar, pero la cuestión es que esta serie la he seguido mensualmente y así os la muestro, aunque no os quepa la menor duda de que la tendremos en retapado más pronto que tarde.



Últimamente hay dos etiquetas de las que huyo bastante, lovecraftiano y horror cósmico son dos conceptos demasiado amplios en los que he comprobado que cabe cualquier cosa, por lo que ya hace un tiempo que intento comprarme cosas que no solo sean lovecraftianas sino que además tengan elementos propios de los Mitos de Cthulhu, cosa que en este caso se cumple escrupulosamente.



El protagonista de la historia es Clark Elwood, un estudiante de la Universidad de Miskatonic que se aventura en los bosques de las afueras de Arkham y se sumerge en una aventura que juega magistralmente con el folklore nativo americano, una historia que engancha y que no hace más que confirmar lo buen contador de historias que es Richard Corben.



Son cinco números de 32 páginas y lo ha publicado la editorial Dark Horse, por lo que no descartéis que tarde o tempranos lo veamos traducido a nuestro idioma.



Una novela gráfica muy recomendable, bravo por Richard Corben.

1 comentario:

pedro lopes suarez dijo...

Genial Corben, a mi siempre me ha gustado mucho, aparte del dibujo tiene buenos guiones y se nota.
Antes era más fantasía y cf, ahora le da por el terror, todo lo hace bien. Un saludo trapalandero y a seguir ilustrandonos con tu biblioteca arcana!