16 de octubre de 2013

Caperucita y otros relatos vascos de terror

Ya os hablé de Mikel Rodríguez hace un tiempo, cuando reseñé su primera antología de ficción sacamantecas y otros relatos vascos de terror, y por fin tenemos aquí su segunda incursión en un tema tan apasionante como es la mezcla de los mitos de Cthulhu con el folklore vasco: Caperucita y otros relatos vascos de terror.


Son 144 páginas en rústica, lo publica la editorial Txertoa en su colección Larrea y podéis encontrarlo en Amazon.es.


Los créditos.


Y el índice.


En el prefacio Mikel nos habla del éxito del anterior volumen y de como la gente le ha enviado y explicado historias para futuras antologías, lo que nos deja con esperanzas de que esto se convierta en una larga y próspera colección.


El primer relato es la reina de Navarra debe morir, y en él se hace evidente el dominio del autor de dos facetas básicas para que esto funcione: Saber escribir y saber de historia, no se que tiene este hombre que incluso a mi, que la historia siempre me ha parecido aburrida, me fascina la forma en que relata los hechos. En esta ocasión vivimos un emocionante capitulo de la vida de la reina Juana de Navarra.


Caperucita es una historia muy breve de lo que poco se puede decir sin correr el riesgo de perjudicar al futuro lector, por lo que no diré nada.


En mal d'amour leemos de forma epistolar las truculentas aventuras de un negrero al que le acabaremos cogiendo cariño.


A furore berserkorum libera nos domine! Es el primer relato en el que vemos elementos explícitos de los mitos de Cthulhu, no se si será por eso o por la épica del texto en si, pero me ha encantado.


En la siguiente fotografía vemos que la vena didáctica de Mikel no tiene fin, se nota su pasión por la historia cuando encontramos al final de cada capítulo un glosario que nos habla de los personajes históricos que han aparecido en este, un detallazo. El siguiente relato es en el viejo internado de Lekaroz y es una historia de los mitos de Cthulhu a la vieja usanza, de esas a los que los lectores añejos echamos tanto de menos.


Peregrina es otro relato del que cuanto menos se diga mejor, creo que es sublime y eso que aquí los mitos de Cthulhu brillan por su ausencia.


Cartas marcadas es una montaña rusa emocional, tanto te estás riendo por los comentarios de uno de los personajes como estás afligido por las connotaciones que va tomando el relato, una historia de vampiros con elementos sorprendentes y una vieja conocida si os habéis leído la antología anterior.


Y llegamos al final del libro con una historia que nos traslada al corazón de África, invierno en río Muni, otro relato que engancha de principio a fin y que nos sorprenderá en más de una ocasión.


En resumen una antología muy recomendable, aunque la presencia de los mitos de Cthulhu sea escasa (dos relatos y medía podríamos decir) el resto no desmerecen en absoluto al conjunto, son buenas historias bien explicadas, ¿que más se puede pedir?

5 comentarios:

Mikel Rodríguez dijo...

Sumo Sacerdote, honrado en que me hayas introducido -inmerecidamente- en este templo, verdadero Olimpo, de los Mitos.

Tristan Oberon dijo...

Cada día tengo menos tiempo para leer y me cuesta más engancharme a un libro, por lo que es un placer hacerlo constar cuando una lectura me engancha y me entretiene como lo ha hecho esta.

EL Guardian dijo...

Buenas Oberon. Se que no eres muy amigo de estas cadenas, pero te he concedido un premio Best Blog. Saludos!

http://expedicioncastilloravenloft.blogspot.com.es/2013/10/gracias-al-poliedro.html?zx=ea1e1edea953e91d

Tristan Oberon dijo...

¡Gracias hombre! De estos aún no tenía ninguno (creo que solo tengo Liebsters xD )

kalamardo dijo...

Gran reseña. El libro parece la mar de interesante, pequeñas historias para antes de dormir.