7 de octubre de 2008

El Manicomio y otros relatos

Me gustan mucho las partidas cortas, soy propenso a hacer (o intentar hacer) grandes campañas a partir de ir juntando pequeñas partidas, al haber tantísimas partidas cortas para La Llamada, y al haberme leído la mayoría, las propias decisiones de los jugadores me permiten orientar la campaña hacia una u otra partida, casi siempre tengo que cambiarles el principio para adaptarlas a los pj's de mi campaña pero es una buena forma de disfrutar de ellas dándole continuidad a los personajes.

En este caso nos encontramos ante uno de los mejores libros para mi estilo de juego, ya que son en gran medida partidas sencillas y polivalentes, divertidas de leer y a tener en cuenta para ser insertadas entre otras partidas cuando se den las condiciones apropiadas.

Portada: Un genial y aterrador dibujo.



Contraportada: En total son siete partidas, y como curiosidad vemos el índice de títulos publicados y de títulos en preparación, que tiempos aquellos... y la suerte que hemos tenido por poder disfrutar de tantísimos suplementos traducidos para este juego.



Lomo: 80 páginas, grapado.



Para empezar nos encontramos sendos mapas de Austria y de Maine, que nos serán útiles en alguna de las partidas.



En el índice vemos las 7 partidas, las ayudas en las páginas centrales, mapas al principio y plano al final.





La subasta: La primera y para mi la mejor de las partidas, ideal si tienes algún anticuario o librero entre tus pj's, ya que se les invita a una subasta de objetos y libros raros relacionados con las ciencias ocultas. Eso si, deberán viajar hasta Austria si desean asistir. A destacar que la partida se puede enfocar de dos maneras, como una simple subasta de objetos extraños (interesante si deseas introducir algún objeto peculiar de manera original) o como una subasta con complicaciones, robo, secuestro, etc.



El loco: Esta partida tiene su desencadenante en el momento en que uno de los pj's se vuelva loco (temporalmente), resulta interesante aunque algo simplona. Yo no la he jugado directamente pero he cogido ideas muy buenas para aprovecharlas en otras partidas.



El Pico Diablo Negro: Uno de los pj's va a heredar una propiedad maldita, concretamente un Dungeon infestado de monstruos a la vieja usanza, la idea original de concederles vía herencia una base de operaciones a los jugadores es buena, pero el módulo es un saja raja de mucho cuidado.



El manicomio: Esta partida tiene lugar, como su nombre indica, en un manicomio y está preparada para ser jugada cuando alguno de los jugadores sea internado, en este aspecto las hay de mejores (recuerdo una muy buena en el "Mansions of Madness" y hay otras (aunque también flojillas) en el "Estigmas de Locura") pero esta es sin duda una buena manera de hacerles ver a los jugadores que la Cordura no la van a recuperar tan facilmente como se esperaban.



El Mauritania: Esta puede ser aprovechada en cualquier viaje en barco que hagan los pj's, en cualquier partida que se viaje a Europa por ejemplo sin mayores problemas se puede recuperar esta partida y hacerles pasar un mal rato a bordo.



Un Portal al Pasado: Esta es complicado de usar, porque acaba con Dinosaurios en Arkham. El desencadenante es cuando los pj's descubran o sepan abrir un Portal, pero yo nunca he podido ni sabido como aprovecharla.



La casa Westchester: La originalidad de esta partida radica en que no hay ningún misterio sobrenatural, lo que puede resultar muy útil para sorprender a investigadores listillos. Aunque la partida no es nada del otro jueves, todo sea dicho.



Como ya he dicho en mitad del libro se incluyen las ayudas del juego (a destacar la de la Subasta, con todo lujo de detalles) y al final encontramos el típico plano de Arkham.





En resumen un clásico muy recomendable, partidas sencillas pero facilmente encajables entre campañas o entre otras partidas, a destacar: La Subasta, el Manicomio y el Mauritania.



3 comentarios:

Funy Skywalker dijo...

Uno de mis suplementos favoritos de La Llamada. :)

Anónimo dijo...

Hola..

Yo siempre hacía el escenario de La Subasta como trama posterior en el escenario de Estigma de Locura La Maldicion de Anubis, relacionandolo con el cultes des gules.

Como siempre digo, los escenarios están para cambiarlos un poco, a modo de lo que haces tú.

Y sí, tienes razón, que tiempos aquellos. Despues de 15 años dirigiendo cthulhu, aunque ahora con El Rastro de Cthulhu, ya que busco otras ambientaciones, y de haber pasado por todas las ediciones, joc, la factoria, y ahora la de pelgrane press.

Los viejos guardianes son los que tienen más secretos. jejeje.

Buen blog.

Entropía dijo...

Anécdota: El otro día me topé con el módulo de La Casa Westchester en Secretos de San Francisco. Anda que no hay mejores escenarios que reeditar...