7 de febrero de 2018

Cthulhu: Rise of the Cults

Otro juego de mesa lovecraftiano lanzado vía Kickstarter, y mucho ojo porque este es de los gordos. Cthulhu: Rise of the Cults es obra del diseñador de juegos polaco Krzysztof Wolicki y lo publica Redimp Games.


Y digo que es de los gordos porque últimamente me estoy acostumbrando a recibir juegos de mesa ligeritos, de esos que en media hora te has leído las reglas y en nada están explicados para que pueda jugar cualquiera. Este no es de esos, sus más de 30 páginas de reglas me han hecho pensar en juegos tipo Arkham Horror, a pesar de que poco tiene que ver con él mas que la temática y, en este caso, la ciudad en la que se desarrollarán las partidas.


Esta edición que reseño tiene cosas exclusivas del Kickstarter, aunque no tengo muy claro en que diferirá exactamente con la edición que puede comprarse en tiendas, creo que parte de las miniaturas y unos dados pero no estoy seguro.


Es un juego para entre uno y cuatro jugadores (se agradece ese modo solitario, que además ocupa medio libro de reglas), para mayores de catorce años, y las partidas rondarán los 90-120 minutos.


Es uno de esos juegos que no es fácil de definir en un par de palabras, es un eurogame competitivo pero toca muchos palos, tiene colocación de trabajadores, control de zonas y elementos de deckbuilding, y representa que cada jugador luchará por ser la secta que consiga invocar primero al Primigenio que adoran.


El tablero de juego es un curioso mapa de Arkham, curioso no porque esté mal sino porque es redondo, está formado por cuatro distritos y en cada uno de ellos deberemos luchar por hacernos con el control, realizar rituales y aterrorizar a la población mientras mantenemos a raya a los cada vez más persistentes investigadores.


Como decía antes el juego tiene de todo, no solo un bonito tablero reproduciendo la ciudad de Arkham sino que cuenta con un montón de cartas de varios tipos (desde las que tendrán en la mano los jugadores hasta las de setup, PNJ's, objetivos, las que afectan a diversos aspectos de la ciudad, etc.), dados para conseguir recursos, una pantalla para cada jugador tras las que esconder estos recursos, marcadores de varios tipos y miniaturas, muchas y muy chulas. Por cierto, al ver la caja de la siguiente fotografía pensé que esas bolitas de porex era un sistema de protección muy original, me gustó...


Hasta que tuve que pasarme más de media hora quitando esas odiosas bolitas de todas partes, ¡que horror! Y aún suerte que tenía un aspirador de mano, porque por culpa de la electricidad estática te puedes estar media vida intentando limpiarlo todo de esas malditas bolitas... en fin, aquí podéis ver parte de los componentes, esos dados de la parte superior es de lo poco que tengo claro que es exclusivo del Kickstarter, con la edición de tiendas vendrán los dados que podéis ver embolsados abajo del todo.


El juego me da pereza resumirlo porque tiene demasiadas cosas, pero básicamente lucharemos por controlar y hacer rituales en los diferentes distritos de Arkham mientras utilizamos los recursos que tenemos tanto de los dados como de las cartas para hacernos cada vez más poderosos, es uno de esos juegos en los que tienes un montón de posibilidades cada turno, y algunas de esas posibilidades requieren de una preparación previa o de esperar a que nos lleguen las cartas adecuadas, por lo tanto es un juego con mucha estrategia y con muchísimas posibilidades, tiene tantas peculiaridades que requiere de paciencia para leerse las reglas y aprender a jugar, pero una vez tengamos un par de partidas a nuestras espaldas tendremos por delante horas de diversión, ya que tiene muchas cosillas pero ninguna de ellas especialmente complicada.


2 comentarios:

gorgo dijo...

Así que te da pereza resumirlo. No pasa nada. Otro día si eso. Tú tranquilo. A mi me vale.

Tristan Oberon dijo...

Ya, estoy perreando por encima de mis posibilidades... y mira que el juego merecería el curro porque está teniendo muy buena acogida, pero no se, me reservo el esfuerzo para cuando aparezca en castellano :)