24 de mayo de 2017

Cultists of Cthulhu

Este Cultists of Cthulhu es un juego de mesa publicado por Sixpence Games vía Kickstarter, actualmente ya puede encontrarse en tiendas, incluso puede comprarse vía Backerkit, pero ahí consta como preorder y la verdad es que no tengo claro si hay stock o ya están esperando reimpresión.


Es un juego colaborativo con rol oculto, para 3-6 jugadores mayores de 14 años (aunque hay reglas para jugar con 2 jugadores e incluso en solitario) y las partidas rondarán las dos hora de duración.


Dentro de la caja encontraremos un montón de losetas con las que montar el tablero modular, muchos tokens y cartas, y unas tarjetas de muy buen tamaño que nos servirán para elegir el escenario que queremos jugar y los personajes que protagonizarán este escenario.


Además también tenemos tres juegos de dados, su color indica lo buenos que son, los verdes son los mejores, los azules normales y los rojos malos, básicamente esto es así porque cada dado tiene tres símbolos, el símbolo arcano (estrella) es el resultado bueno, el signo amarillo el resultado malo y el símbolo arcano (rama) el intermedio, como los dados verdes tienen tres caras con símbolo arcano (estrella) es mucho mejor tirar estos que los rojos que solo tienen un cara con símbolo arcano (estrella), fácil, ¿no?


Las reglas son extensas pero sencillas, es un juego que a pesar de tener bastante chicha se explica y entiende bien, aunque hace falta jugar una primera partida para acabar de asimilar todas sus peculiaridades y, sobre todo, para pillarle el tempo.


Aquí podéis ver, a la izquierda, los personajes que podremos elegir para jugar las partidas, estas cartas tienen los puntos de cordura a la izquierda, los puntos de vida a la derecha, la defensa y movimiento en la parte inferior y las cuatro habilidades bajo estas: agilidad, fuerza, inteligencia e investigación (traducidas muy alegremente), como podéis ver las habilidades usan dos dados de los colores que os he indicado anteriormente, obviamente será mejor tener dos dados verdes que dos dados rojos. Tras estos personajes asoma la tabla de alineación astral, que es un contador que se va incrementando y que permitirá al sectario salir a la luz e invocar monstruos. A la derecha tenemos los escenarios, cada uno de ellos define las condiciones de victoria de los jugadores que lleven personajes normales (no sectario), acciones especiales que podrán realizarse durante el juego, y monstruos y artefactos que podrán aparecer a lo largo de la partida.


Y aquí podéis ver los diferentes mazos que tendremos a nuestra disposición: artefactos (vienen predeterminados por el escenario que juguemos), las estrellas (se cogen al final de cada ronda y hacen avanzar el juego en contra de los jugadores), una tarjeta de referencia rápida, los roles (aquí tenemos académicos, en el reverso de estas cartas podremos ver qué ocurre cuando pierdan cordura (hay tres niveles) y sectarios, en cuyo reverso sabrá qué número debe alcanzar la tabla de alineación astral para poder revelarse y qué monstruos podrá invocar cuando lo haga), eventos de exterior (al empezar su turno cada jugador tendrá que enfrentarse a un evento aleatorio), objetos (se podrán coger al azar buscando en algunas habitaciones), combate (al iniciar cualquier combate cogeremos una para ver cómo tenemos que resolverlo), eventos interiores (estos se cogerán si empezamos el turno en el interior de un edificio, los que hemos visto antes son para losetas exteriores) y monstruos (con sus estadísticas).


Además también tenemos un montón de marcadores que deberemos destroquelar, cosillas con las que controlaremos todo lo que tenemos desperdigado por el tablero y sobre nuestras fichas de personaje.


En resumen es un juego que tiene muchas cosillas, pero a pesar de ello en ningún momento es especialmente complicado y las partidas son entretenidas, como podéis ver en la siguiente imagen se pueden mejorar las habilidades de los investigadores (añadiendo un dado verde) o empeorarlas con dados rojos, además cada vez que tengamos que hacer una tirada esta tendrá una dificultad, las dificultades son uno de los tres colores de los dados y en esencia lo que haremos será coger los dos o tres dados de la habilidad que tengamos que tirar y luego coger dados adicionales del color de la dificultad hasta que tengamos cinco dados, con esos deberemos hacer la tirada, y se podrán volver a tirar todos los dados que queramos que tengan el mismo resultado, normalmente para tener éxito en una tirada deberemos sacar tres símbolos arcanos (estrella), tendremos un efecto adicional (normalmente negativo) si sacamos dos símbolos arcanos (rama) y un efecto de fallo si sacamos dos signos amarillos, por lo tanto las tiradas también tienen su chicha, parece complicado pero que va, si pilla enseguida y tiene su intríngulis.


La principal dificultad de la partida, como os decía antes, es pillarle el tempo, hay cosillas que con lo poquito que he jugado aún no veo claras, por ejemplo el intercambio de objetos es complicado porque a no ser que el sectario oculto haga mucho el burro será complicado detectarlo y por lo tanto difícilmente le pasaremos objetos útiles a otros personajes porque no nos fiaremos de nadie, el objetivo final para el sectario es eliminar a los otros personajes, para ello contará con los monstruos (que se moverán y actuarán siguiendo unas rutinas establecidas cuando el sectario está oculto, pero que los controlará él cuando se revele) y con sus propias manos y armas, por lo tanto las partidas siempre acabarán con hostilidades, algo que hace que me cueste ver por que los personajes no sectarios deben darse prisa en avanzar en su misión, ¿para que hacerlo si pueden perder el tiempo equipándose para el combate final?


Incluso hay alguna situación de partida que no hemos sabido resolver reglas en mano, y a pesar de que yo siempre digo que en los juegos colaborativos ante la duda siempre hay que aplicar lo que más perjudique a los jugadores en este caso que hay un sectario oculto y por tanto dos bandos no está tan claro, hay unas reglas no-oficiales (las tenéis en la BGG, enlace más abajo) donde aclaran algunos de estos aspectos confusos, pero al no ser oficiales tanto podéis aplicar el criterio del que las ha escrito como el vuestro propio cuando juguéis, que al final es lo que hicimos nosotros.


En fin, no se, me ha gustado pero le veo algunas cosillas que de momento me rechinan, es un buen valor añadido que incluyan reglas opcionales para partidas en solitario y para dos jugadores, no las he probado pero leyéndolas no pintan mal.


No hay comentarios: