16 de enero de 2013

Necronomicon: el alba de las tinieblas

Necronomicon: el alba de las tinieblas es un videojuego aparecido en 2001 para PC, MAC y PS de la mano de Microïds.


Se trata de una aventura gráfica inspirada por la obra de H.P. Lovecraft, carece de acción pero la investigación y la trama es muy correcta.


El principal problema de este juego, que en su día pasó muy desapercibido, es que ya en 2001 no era nada del otro mundo técnicamente hablando, por lo que jugado hoy en día cuesta adaptarse a un sistema de juego tedioso que está mal diseñado para lo que acaba siendo (típico juego de prueba y error) y que gráficamente tiene sus momentos pero por lo general es simple como el mecanismo de un botijo.


Por otro lado su punto fuerte es la trama, muy lovecraftiana de principio a fin, el protagonista es un arqueólogo que recibe la visita de un colega que le entrega un misterioso objeto y le dice algo así como que siente pasarle tan pesada carga pero que él no lo ha conseguido y le cede el testigo, que no le de ese objeto a nadie y sobre todo no se lo de a él mismo por mucho que insista en los días que están por venir.


A partir de aquí iniciaremos una investigación por los alrededores de Providence, hablaremos con unos cuantos pnj's, leeremos libros y cartas e interactuaremos con infinidad de objetos para resolver puzzles que nos permitirán avanzar en la trama.


Personalmente hace años que dejé de estar capacitado para jugar a este tipo de juegos, no se si es tanto un problema de capacidad mental como de paciencia, pero esto de leerse absolutamente todo lo que aparece en pantalla y retener todos los detalles para saber por donde moverse y con que objetos interactuar en cada momento me supera, soy mas de prueba y error y jugando así el juego se hace largo y tedioso.


De todas formas jugado con una guía (fácil de encontrar googleando) el juego nos lo finiquitamos en tres-cuatro horas, por lo que es casi como ver una película larga.


Además está totalmente doblado al castellano, lo que siempre es un punto a nuestro favor.


Lo dicho, yo con estos juegos no puedo (media hora buscando como narices arrancar la moto que tengo delante de casa porque me había pasado por alto un cajón donde está la llave) pero una vez con una guía delante me ha gustado y me lo he pasado bien, recomendable si no os importa jugar a algo de principios de siglo.


A pesar de que aún podéis encontrarlo en formato físico suele ser mas barato descargárselo (legalmente, no me seáis ratas), por ejemplo de aquí.

3 comentarios:

kalamardo dijo...

Cierto que este tipo de aventuras tienen que ser a alguien muy dado al genero, pero teniendo en cuenta la fecha y la temática del mismo no tiene mala pinta. No lo conocía, ha sido una sorpresa descubrirlo, gracias.

Gorgoteante dijo...

Este juego es malomalo con ganas. Yo si que conseguí arrancar la moto a la primera... todo iba como la seda: me dan dos objetos y tengo un sitio donde usarlo, avanzo la trama, sigo usando objetos y soporto las horrendas cinemáticas gracias a mi frikismo lovecraftiano cuando de pronto muero por llamar a una puerta dos veces. (ARG!) No me desanimo (bueno, un poco si) pero continúo adelante y bajo a un subterráneo donde muero de desorientación y aburrimiento después de un anticlimático INSERTA EL CD DOS. Insoportable hasta no poder más. Una kaka de juego.

Tristan Oberon dijo...

Jaajaaa por eso no soporto este tipo de juegos, para mi solo son jugables con una guía delante y yendo a lo seguro y a confiar en que la historia que nos cuentan valga la pena.