26 de diciembre de 2012

Calabazas en el trastero: Horror cósmico

Calabazas en el trastero es una antología temática que sale regularmente de manos de Saco de huesos ediciones, y han decidido dedicar su duodécimo número al horror cósmico.


Son 178 páginas encuadernadas en rústica.


Los créditos.


Y un prólogo de Andrés Díaz Hidalgo, en el que nos viene a decir que horror cósmico es sinónimo de H.P. Lovecraft.


El primer relato es la Teaghonía de Heráclito de Juan José Hidalgo Díaz y en él se nos explican los hechos decisivos que desencadenaron la Guerra Cívil Española.


En Agujero negro de gloria de Andrés Abel averiguaremos que pasa realmente cuando alguien fallece.


Las estrellas están en posición de Aitor Solar nos explica como un astrónomo y su hija esperan pacientemente que las estrellas se alineen para anunciar el fin del mundo.


La Franja de Fernando Lafuente nos habla de una misteriosa franja que separa nuestro mundo de algo que la humanidad no está preparada para conocer.


( ) de Magnus Dagon nos habla del doble filo de la ambición humana.


En Los condenados del Titanic de Ana Morán Infiesta descubrimos que en el Titanic además de supervivientes y ahogados hubo gente que sufrió otra suerte...


Mientras siga existiendo la esperanza para la humanidad de Óscar Pérez Varela nos aclara uno de los episodios clave en la vida de Ramón Valle-Inclán.


El relato de ciencia-ficción Parásito de Santiago Sánchez Pérez nos traslada a la última esperanza de existencia de la humanidad.


En Horror vacui de Sergio Mars veremos como no todo el mundo afronta de la misma manera el fin del mundo.


Token de Luis Guallar nos explica los peligros de viajar por el tiempo. Y no, no salen perros de Tíndalos.


En la ciudad bajo las aguas de Ricardo Montesinos seguiremos las peripecias de un cazador de libros en Venecia.


Un brindis al sol negro en Villa Diodati de Juan Ángel Laguna Edroso nos demuestra que la inspiración puede llegar en los momentos menos esperados.


Y por último en Hijos de Lug de David Marugán descubrimos como nadie puede evitar lo inevitable.


En esta antología se nota una cosa, estos son los 13 relatos ganadores de los 171 que se presentaron, y digo esto porque muchas veces este tipo de antologías son como una montaña rusa en la que el nivel sube y baja de manera escalofriante. En esta ocasión el nivel empieza siendo excelente y se mantiene a lo largo de todos los relatos, no hay ni uno solo que me haya parecido aburrido. Sin duda una antología muy recomendable que podéis comprar por solo 7 euros aquí.

1 comentario:

kalamardo dijo...

Chiste malo: esta edición es un saco de tentáculos.