13 de abril de 2016

The Cards of Cthulhu: Beyond the Veil expansion

De los muchísimos juegos de mesa que he comprado vía Kickstarter sin duda The Cards of Cthulhu es de los mejores, posiblemente no el más bonito ni el más currado pero si de los que ofrecen más posibilidades y mejores partidas, un juego sencillo en el que cada partida es todo un reto.


Y esta es su primera expansión, financiada también a través de Kickstarter este Beyond the Veil consigue que el juego sea un reto aún mayor.


En la caja encontramos básicamente un montón de nuevas cartas, más o menos doblaremos la cantidad de cartas que teníamos en el básico. También tenemos monedas de 5 puntos de experiencia, corrigiendo así el único problema que para mi tenía el básico, y es que las monedas incluidas eran insuficientes y hacía falta utilizar marcadores adicionales.


También se incluye un nuevo tablero con Nyarlathotep, por lo que utilizando esta expansión ya tendremos a cinco Primigenios sobre la mesa.


A nivel de reglas hay algunas novedades interesantes, para empezar recordemos que el juego finaliza con la victoria de los jugadores si estos consiguen aguantar (no perder) hasta que se agote completamente el mazo de cartas, al haber doblado la cantidad de cartas las partidas serán mucho más largas y por ello se incluyen diferentes modalidades de partida en las que utilizaremos más o menos cartas, para ajustar la duración al tiempo del que dispongamos. 


Se incluyen algunos tipos de carta nuevos como los Cult Powers que darán alguna habilidad especial a uno de los tableros o las Investigations que serán retos a los que se enfrentarán los jugadores (o marrones fuera de los tableros, mejor dicho) y que darán alguna recompensa al investigador que lo resuelva o penalizará de alguna manera si se ignora o si no se resuelve satisfactoriamente..


Al final del libro encontramos también ocho escenarios diferentes que nos pondrán en modo historia, cada uno de ellos tiene reglas especiales, y un setup y objetivo de victoria propio, una gran idea que le concede una nueva dimensión a este juego, que aprovecho para recordar que se puede jugar en solitario y hasta con un máximo de cuatro jugadores.


Por supuesto también hay nuevos investigadores, aliados y artefactos, nuevas cartas para los cuatro Primigenios del básico y todas las necesarias para el nuevo tablero de Nyarlathotep.


En fin, una buena expansión para un gran juego, si os gustan los colaborativos pero os dan palo esos juegos largos y complejos que se eternizan darle una oportunidad a este, partidas frenéticas llenas de tomas de decisiones, con una combinación de azar y estrategia que deja muy buen sabor de boca.