27 de enero de 2016

Shadows over Normandie

Shadows over Normandie es un nuevo juego de mesa de terror lovecraftiano ambientado en la Segunda Guerra Mundial, parte del famoso juego de mesa Heroes of Normandie al que se le han sumado los Mitos de Cthulhu tal como los hemos visto en Achtung! Cthulhu, por lo tanto tenemos una base sólida sobre la que se ha construido una buena variante lovecraftiana. En esta entrada podéis ver el contenido de la caja, si queréis ver un ejemplo de partida lo tenéis aquí.


El juego es obra de Devil Pig Games en colaboración con Modiphius Entertainment, vamos, los creadores de Heroes of Normandie y Achtung! Cthulhu respectivamente, ha visto la luz gracias a Kickstarter y según los creadores es un juego para 2-3 jugadores, mayores de 14 años y las partidas rondan la media hora, aunque según mi experiencia se alargan algo más, sobre todo las primeras.


Se incluyen dos libros de unas 20 páginas cada uno, el primero son las instrucciones, algo caóticas y con muchísimo contenido, es de esos juegos que una vez explicados se van asimilando bien, pero que de buenas a primeras cuestan de entender porque hay muchos componentes y muchas indicaciones por todas partes, la idea es que todos los componentes del juego lleven símbolos que identifiquen todas sus características, una vez los dominas todo es muy dinámico e intuitivo, pero hay tantísimos que al principio no se puede jugar sin tener la hoja de referencia rápida al lado. El segundo libro es una campaña, es una de las cosas que más me gustan de este tipo de juegos, viene preparado para hacer escaramuzas entre dos o tres jugadores, es decir decidir a cuantos puntos se quiere jugar y que cada jugador construya su facción comprando elementos por el valor de esos puntos (al estilo Warhammer para que nos entendamos), a mi esto no me va demasiado, pero si que me gusta la otra cara del juego, este libro de campaña nos ofrece una serie de partidas (diez) que no solo nos meten de lleno en una historia en la que un grupo de Rangers se adentran en los bosques de Normandia para descubrir que en sus pantanos habita una misteriosa secta sino que lo hace añadiendo reglas al juego progresivamente, es decir que empezamos con un escenario sencillo con reglas muy básicas y partida tras partida iremos aprendiendo todas las peculiaridades del juego de una forma amena y mucho más entretenida que tenerse que empollar todo el manual de golpe.


Dentro de la caja encontramos seis piezas de terreno, a dos caras y grandes como la propia caja, para que os hagáis una idea el tamaño de las seis piezas juntas formarían un tablero de las mismas proporciones que los de Eldritch Horror o Arkham Horror, aunque las primeras partidas serán en un tablero formado solo por cuatro de estas piezas y con pocas unidades, para que vayamos cogiéndole la medida al juego.


Y a partir de ahí láminas y más láminas de piezas que destroquelar, hay tantas piezas que al principio agobia porque no sabes ni donde meterlas ni como ordenarlas, pero bueno en las primeras partidas de la campaña apenas se usan dos láminas y media por lo que se puede ir destroquelando a medida que lo vamos necesitando para las partidas.


Las tres facciones de las que dispondremos son los Ranger, los Profundos y la secta Black Sun, cada una de ellas tiene un montón de elementos y personajes propios, lo que hace que repetir partidas tampoco sea aburrido ya que cambiar de facción propone un juego totalmente diferente.


Como os podréis imaginar estamos ante un juego totalmente competitivo, durante la campaña parece que los Profundos y los Sectarios son medio aliados, pero aún no he llegado a ese punto para poder confirmarlo.


Hay mucho guiño lovecraftiano con nombres de personajes tales como Robert Edward (con su habilidad dos pistolas) o Herbert P. Lofcraft (creador de zombis, aunque este viene en una expansión, si, ya hay expansiones, ¿qué esperabais?).


Pero además del name-dropping el juego en si tiene todos los elementos de los Mitos de Cthulhu que cabe esperar, hay hechizos, monstruos (como una espectacular Semilla Estelar), sacrificios humanos, locura, investigación, etc.


El marcador que veis a la derecha de la siguiente imagen es el contador de turnos, todas las partidas de la campaña se limitan a un cierto número de turnos, en ese tiempo las facciones tendrán un objetivo que cumplir (o que evitar) y la manera en que finalice cada partida determina la situación en la que empezarán los bandos en las siguientes partidas de la campaña.


Y ya por último, al fondo de la caja, encontramos unos pocos marcadores más, los dados (dos por facción), los marcadores de Orden y un mazo de cartas para cada facción, aquí tenemos todos los factores aleatorios que afectarán y mucho a la partida, el combate depende de las tiradas de dados y las cartas afectan de infinidad de maneras a las partidas, por lo que estamos ante una buena combinación de juego de guerra clásico con elementos propios del juego de mesa más tradicional (o al que estamos más acostumbrados la mayoría de nosotros por lo menos).


En un par de días os explicaré como se juega (ya lo podéis ver aquí), yo estoy disfrutando más de lo que me esperaba, y es que no soy nada de juegos de guerra, me pierdo cuando las instrucciones son muy complejas o las partidas demasiado largas, sin embargo este tiene el detallazo de empezar siendo muy sencillo e irse complicando paulatinamente, no se si al final me acabará agobiando, pero de momento lo estoy disfrutando mucho.

https://boardgamegeek.com/boardgame/162351/shadows-over-normandie

http://dungeonmarvels.com/tablero/14618-shadows-over-normandie-5060380000000.html

3 comentarios:

Carlos VIVAS PEREZ dijo...

Buenos días.
El juego tiene una pintada estupenda y me ha gustado mucho el post pudiendo ver el contenido del juego. ¿Que tal ha sido finalmente la experiencia? Yo si soy de war games y de juegos de fantasía, por lo que me parece una opción extraordinaria, pero quisiera saber tu opinión.
Gracias.

Carlos VIVAS PEREZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tristan Oberon dijo...

Hola, pues nunca seguí con la campaña, una lástima porque el juego me estaba gustando, a ver si la retomo... tantos juegos y tan poco tiempo :(