16 de noviembre de 2012

Witch doctor

Robert Kirkman es el nuevo Rey Midas de los cómics, además de otorgar una nueva juventud a Image comics con su archifamosa the walking dead (uno de mis cómics favoritos de todos los tiempos) ahora ha decidido crear una linea propia dentro de esta editorial para dar cabida a cómics que de otra forma dificilmente llegarían a ver la luz. El elegido para inaugurar la linea Skybound ha sido este Witch doctor.




Nos llega traducido de mano de Planeta DeAgostini, en un recopilatorio que incluye los cuatro primeros números de la colección y un número previo que sirvió de presentación.


Los autores son Brandon Seifert y Lukas Ketner.


¿Y de que va esto? Es complicado de explicar, me lo compré porque leí que había mitos de Cthulhu, pero al empezar a leerlo no los vi por ninguna parte. Mas bien iba sobre demonios y posesiones, y un doctor/mago que lo analiza todo desde una perspectiva tan científica que le da un punto de originalidad a situaciones de las que tenemos infinidad de referencias.


Luego vas leyendo y el trío protagonista te engancha, el witch doctor es una especie de mezcla entre John Constantine y el Dr. House, tiene un ayudante que es medio enfermero medio marine y una "socia" que es una especie de demonio que se alimenta de monstruos.


Y por fin aparece algo de los mitos de Cthulhu, un profundo que será capturado y convenientemente estudiado.


Cuando el doctor le explica a su ayudante para quien trabajan y en que consiste su trabajo te das cuenta realmente de que los mitos de Cthulhu son el telón de fondo de esta serie, cambian algunos nombres pero la esencia es la que ya conocemos, con el punto original de verlo todo desde un punto de vista muy científico y racional, convirtiendo casi todo lo que conocemos en bacterias, infecciones, enfermedades y cosas así.


Este tomo es auto-conclusivo y de hecho aún no ha salido en EE.UU. el segundo arco argumental (Mal practice) por lo que no parece una serie que vaya a estresar a nuestros bolsillos. De momento me gusta como ha empezado el viaje y desde luego yo ya voy a bordo, ¡con ganas de ver un segundo tomo en las tiendas!

2 comentarios:

Urox dijo...

Es una gozada y una mirada fresca al mundo de lovecraft. El Jardin Feng Shui anti-posesion es todo un hallazgo.

kalamardo dijo...

Un tomo muy atractivo. Gran reseña.