19 de mayo de 2017

2017 - Alien: Covenant


Con el éxito que tuvo la reseña que le dediqué a Prometheus no puedo dejar de hablar de esta Alien: Coventant, no en vano estamos hablando de la película que acaba uniendo Prometheus con Alien, el octavo pasajero y por lo tanto, con algún matiz, dándole sentido a esta exitosa saga. Me atrevo a daros unos consejos antes de compartir mis impresiones: primero y muy importante, si habéis visto Prometheus tenéis que ver este corto antes de ver la película, ya que a pesar de que lo que se narra en él se acaba intuyendo (y medio explicando) durante el metraje es mejor tenerlo claro antes de ir al cine:



Segundo, si no habéis visto Prometheus verla antes que esta, no es imprescindible pero me sirve para el tercer consejo: si Prometheus te arruinó la vida, si logró que salieras del cine deseando arrancarte los ojos, si tu ulcera sangró, si llenaste los foros maldiciendo las ocurrencias de sus personajes... ¡no vayas a ver esta! Porque sigue habiendo agujeros en el guión tamaño cráter y el comportamiento de los personajes en ciertos momentos deja mucho que desear, recuerdo cuando volví a ver Prometheus que pensé que en vez de comportarse como científicos se comportaban como los científicos de una partida de rol en la que el jugador que está llevando ese personaje no tiene ni idea de ciencia, en esta pasa lo mismo, hay dos o tres momentos WTF que descolocan bastante, pero esto es cine y el cine es diversión.

¿Qué me ha parecido? Me he divertido mucho viéndola, y además me ha asombrado lo bien cerrado que queda el círculo, recordar que yo soy una persona muy simple, seguramente hay matices que se me han escapado y decisiones de los personajes que son cuestionables, pero oye, yo me lo he pasado bien, no me he aburrido, no se me ha hecho larga y salgo del cine con la sensación de haber visto una buena película, ¿qué más puedo pedir? Si hay una saga cinematográfica a la que le venga como anillo al dedo la etiqueta horror cósmico es esta, y mucho ojito a esa ciudad, si no es la de los Antiguos en la Antártida que baje Cthulhu y lo vea.




7 comentarios:

Jose Miguel Nieto Góngora dijo...

Mmmm. Yo soy de los que echó espumarajos con Prometheus.
Veré Covenant, pero por lo que comentas dudo muy mucho que cambie mi opinión de que películas de "Alien" sólo hay dos. ;)

Tristan Oberon dijo...

Me apostaría un brazo a que, efectivamente, para tí seguirá habiendo dos pelis de Alien :P

gorgo dijo...

Pues yo paso de ver Alien "parejitas".

Tristan Oberon dijo...

Me parece estupendo, pero no se porque resaltas lo de las "parejitas", porque está perfectamente justificado que la tripulación de esta nave esté formada por parejas en edad fértil.

gorgo dijo...

No sé si está justificado o si es lógico porque no la he visto. A mi me hizo gracia cuando vi el trailer en el cine. Parece sacado de un reality de esos de la tele. Alien antes daba miedo y ahora, divierte y entretiene. Por eso no iré al cine a ver esta película. (Y porque la anterior era una tomadura de pelo).

Paulyn Espindola dijo...

para mi hay una respuesta: Entretiene. No es cine de gran calidad de documental tampoco. Funciona, y si pensamos que el director/ productor y guionista queria darle un sentido epico de saga, credo, y filosofia lo ha logrado.
piensen que este director de 80 años ( apunto de morir, dejar un legado, etc) hizo ya famosas peliculas de credo y decandencia ( exodos dioses y reyes; gladiador). debio quedarse en el proyecto blade runer 2049? quizas.
Pero si busca perpetuarse con esta trilogia de miedo ( porque le queda una ) no me parece tan malo.
Musica ? genial. Increible en la primera parte . Trama? predecible pero funciona. Entretencion? mucha, y cuando crees que termina... continua.
Si la recomiendo
Saludos : Paulyn E. - Chile

kalamardo dijo...

Hace poco pude verla y no quedé del todo descontento. Es cierto que enlaza la historia con su antecesora bastante bien. También es cierto que a los engranajes que hacen mover la historia les habría ido mejor con un buen montón de tres en uno. Pero, en resumen, es una película entretenida. De hecho el final estuvo, aunque predecible, bien.
A mi parecer es una lastima el hedor que rezuman los dos precuelas a "exprimamos un poquito la gallina de los huevos de oro". Por poner un ejemplo las portadas de las que nos ocupa son toda una declaración de intenciones.
Igual que Prometheus me pareció una oportunidad desaprovechada pero con una mecánicas visualmente impactantes que llegan a entretener, siempre dentro del genero que estamos tratando. Esta segunda ha sido mejor. En esta ocasión han sabido aprovechar un poco más la fusión de lo nuevo y lo viejo. Tanto a nivel de guión como visual.
Si alguien espera revivir las experiencias de los ochenta (para los puritanos digamos que finales de los setenta en adelante) es algo difícil. Estamos en otra época, con otra manera de hacer y con las experiencias aprendidas del genero. Así que bien esta lo que "bien" acaba.
Si no eres muy quisquilloso se deja ver.