26 de junio de 2015

Susurros 4.0, ¡vuelve el verde!

Hacía tiempo que me apetecía hacerle otro cambio de look a la web, aunque en esta ocasión ha sido un cambio más bien ligerito, no tenía ganas de complicarme demasiado la vida y al final mis limitaciones técnicas no me permiten salirme demasiado de los escasos estándares de Blogger. Total, que los cambios principales son tres:


El primero y más importante es que de hace un par de semanas a esta parte la plantilla de Susurros desde la Oscuridad se ha doblado, gracias a la colaboración desinteresada de Rubén Ortega (Morkai5) ahora somos dos personas las que estamos tras estas lineas, yo en función de escritor foto-reseñador y Rubén en función de corrector. Seguro que su trabajo ayuda a que estas lineas sean más agradables de leer. ¡Bienvenido a bordo, Rubén! Espero que no te sangren demasiado los ojos por mi culpa...


El segundo cambio es el más obvio, nueva cabecera, reestructuración de las columnas y nueva plantilla de colores, igual hay demasiado verde por lo que supongo que iré trasteando durante los próximos días hasta dar con una combinación que me guste, por lo que os pido un poco de paciencia si hago algún desastre.


Y el tercero es funcional, uno de los temas que más me han preocupado desde que abrí este blog ha sido el no perder las entradas antiguas, las propias limitaciones de un blog hacen que se viva del día a día, que las entradas más leídas sean las que se publican recientemente y por tanto las viejas acaban quedando desamparadas a no ser que Google tenga a bien dejarlas bien posicionadas en su buscador. Por eso siempre he mantenido con más o menos regularidad una serie de índices que permitan a los lectores encontrar fácilmente las foto-reseñas que están buscando. Desde hace un tiempo tengo una pseudo-base de datos en Google Drive que utilizo para mantener los índices de películas y reseñas que ya conocéis. Sin embargo, ahora he ido un paso más allá y he ampliado esta base de datos para almacenar en ella todo lo que tengo, es decir, voy a intentar aprovecharla para tener controlada mi biblioteca, mi wishlist y los índices, todo ello con fotografías de las portadas y con un sistema que me permitirá ir añadiendo fácilmente los enlaces a las foto-reseñas a medida que vaya haciéndolas.

¿Lo bueno? Menos trabajo en el día a día y menos posibilidades de que algún índice quede desactualizado por olvido.

¿Lo malo? Que como Google Drive caiga se va a quedar el blog en nada, también está el riesgo de que tras el colosal trabajo inicial la cosa decaiga y me descuide a la hora de subir nuevas fotografías, el tiempo lo dirá.


En fin, espero que os guste, no olvidéis que tenemos un sorteo en marcha y que aún estáis a tiempo de participar.

1 comentario:

kalamardo dijo...

Tras darme cuenta que no estaba bajo los efectos de una Heineken caducada he leído mejor la entrada (chistaco malo metido con calzador). Siempre es bueno probar cosas nuevas. Bienvenido Rubén y larga vida a Google Drive!