20 de junio de 2014

Extraños eones

¡Foto-reseña-flash!

Escrita por Emilio Bueso y publicada por Valdemar en su colección Insomnia esta novela mezcla soberbiamente el terror cotidiano de un grupo de chavales sin hogar que habitan un cementerio de el Cairo con el terror propio de los mitos de Cthulhu, incluyendo dioses Primigenios que os sonarán a todos y que harán las delicias de los que quieran disfrutar con una buena historia lovecraftiana. Para mi gusto le cuesta arrancar por el excesivo número de protagonistas y el detalle con el que el autor describe su rutina cotidiana, nada malo per se, pero a mi se me hicieron algo cuesta arriba estos primeros capítulos hasta que llega la presentación de uno de los elementos canónicos de los mitos de Cthulhu, y el autor lo hace de una forma tan magistral que de ahí al final del libro todo fue gozo y disfrute. Mención aparte merece la genial portada de Santiago Caruso, un elemento que no hace más que redondear esta pequeña obra maestra.














PS: A medio libro pensé que cuando escribiera la reseña tenía que recordar comentar que me estaba dejando un genial regustillo a los Goonies meets los mitos de Cthulhu, pero se me han adelantado.

PPS: ¿Alguien ha conseguido traducir el epílogo escrito en meroítico? Yo estoy intentándolo pero no veas...

4 comentarios:

MisNE dijo...

Yo, yo he conseguido descodificar el Epílogo entero!! :-D Pero Emilio prefiere que os lo curréis y sufráis y que no lo cuelgue por ahí ;-P
Respecto a la novela, a mí me ha parecido todo lo contrario que a ti. La parte de Mitos no me ha llegado demasiado, sino más la de los homies, y el tratamiento de la historia de esos desahuciados.
Saludos,
Misne

Tristan Oberon dijo...

Yo al final he desistido, ¡muy complicado para mi! jeejee a mi me ha gustado la parte de los mitos porque me ha recordado al tipo de partidas de los mitos que me gustaba dirigir cuando dirigía :)

--. .-. .- -.-. .. .- ...

kalamardo dijo...

El libro para muy interesante. Habrá que dejar en la lista para futuras lecturas. Gracias por la reseña.

circulosmeos dijo...

El epílogo puede transliterarse automáticamente :)