4 de enero de 2012

Lo que una vez se llamó Flora

Lo que una vez se llamó Flora es la primera novela de una trilogía titulada la soledad del zombi, escrita por Julian Sánchez Caramazana y publicada por Holocubierta ediciones. Una vez leída no me queda claro si esta trilogía va a partir de lo escrito en esta primera novela o si van a ser historias independientes, ya que la sensación es de que la novela queda cerrada y bien cerrada.


Es una edición en rústica con solapas, 222 páginas.


El autor es miembro de la asociación Española de escritores de terror (Nocte).


Debo reconocer que cuando me enteré de la existencia de esta novela me mostré escéptico, un autor Español y los mitos de Cthulhu, pocos precedentes conozco en los que esta mezcla haya funcionado... pero me alegra haberle concedido el beneficio de la duda porque me ha sorprendido muy gratamente.


La acción transcurre en Barcelona y eso para mi ya es un punto a favor, por proximidad o por lo que sea pero que la acción transcurra como aquel que dice "en casa" asusta mas que cuando transcurre en entornos ficticios o lejanos. Además me han encantado los protagonistas, sobretodo la que da nombre al libro y el detective Tomás, con el que no he podido evitar sentirme identificado, mal que me pese.


Os recomiendo que hagáis como yo y le deis una oportunidad al libro, ha sido un gustazo leerlo y desde que lo acabé estoy esperando que salga el siguiente, mi mas sincera enhorabuena a Julián por saber plasmar tan bien los mitos de Cthulhu sin recurrir directamente a lo escrito anteriormente ni a los grandes tópicos de este tipo de literatura.


La editorial, Holocubierta ediciones, es reconocida por todos los fans de los juegos de rol por la publicación del popular juego aventuras en la marca del Este (escrito por la gente de la web que me sirvió de inspiración a la hora de crear este blog), y de cuyo catálogo le tengo echado el ojo a otro juego de rol que publicarán en breve: Omertà, el poder de la mafia.


Lo que una vez se llamó Flora recrea y recurre a la intriga, el terror, la fantasía y un humor negro y socarrón en ocasiones, retratando la realidad actual, las relaciones personales y sus afecciones. Sus líneas referenciales parten indiscutiblemente de la mitología desarrollada en su literatura por Howard Phillips Lovecraft, Los Mitos de Cthulhu, y por autores que siguieron sus pasos argumentales.

Bajo la Ciudad Condal, un horror antediluviano se agita. Al anochecer, sus siniestros agentes surgen de alcantarillas y túneles de metro. Cuando regresan a las profundidades de la tierra, dejan una estela de dolor y familias desesperadas.

Frente al horror, tres individuos que ya no tienen nada que perder: Tomás, un detective privado al borde del abismo. Juan Antonio, un ciego que desconoce el secreto de los túneles que se extienden bajo la ciudad. Elvira, una agente del gobierno atrapada en las oscuras intrigas de sus superiores.

En su lucha por salvar a la humanidad, tendrán que afrontar temibles retos, poner a prueba su cordura, desvelar secretos milenarios y descubrir la verdad sobre lo que una vez se llamó Flora. Una raza de zombis, dos imaginarios del terror, un demonio, una Barcelona agujerada por multitud de obras a cada cual más significativa, una narración que discurre durante unos cuantos días del mes de junio de 2009 en la superficie de la ciudad y bajo tierra en galerías profundas y laberintos de piedra. Un espejo maldito. ¿Te atreverás a mirar en su interior?

Hay miradas que matan.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo me acabo de sorprender del detalle, la incisión e introspección, la ilusión y emotividad de tus palabrasm en tu reseña sobre mi novela y saga, la manera que desgranas incógnitas sin apenas contar nada del argumento, pero dando pistas, invitas y sugieres, la recreación, la lucidez que emana en esa descripción de la referencia y tratamiento de Los Mitos de Ctulhu del ciclo del maestro del horror Lovecraft y otros magníficos autores. Idea primigenia pero que deambula por otros derroteros.

Gracias por tus palabras, por decir que se le dé una opción de lectura y esperar más, también por la maquetación de la reseña, claro está, saludos, abrazos y cervezas, Julián Sánchez Caramazana

Tristan Oberon dijo...

Gracias Julián, me sorprendí ayer releyendo lo que había escrito porque ¡no explico de que va la novela! jeejee la intenté resumir en un primer borrador de la reseña pero borré el párrafo porque no sabía como explicar sin revelar mas de la cuenta, y al final he optado por recomendar, que al fin y al cabo es lo que mas me gusta, recomendar lo que a mi me ha entretenido tanto.

Julián Sánchez Caramazana dijo...

Gracias, Tristán, por todas tus palabras y por esa recomendación y por el pedazo de reportaje, es magnífico. Un modo lúcido para a invitar a la aventura de leer, que es lo que más nos gusta también al escribir. Siempre he creído que leer es vivir.
Me alegra que Lo que una vez se llamó Flroa se lleve tan excelentes augurios, saludos y abrazos, Julián Sánchez Caramazana

sergio dijo...

Uoo desconocía esta publicación, me ha encantado y me lo acabo de pillar en amazon :)

Julián Sánchez Caramazana dijo...

Hola, Sergio, saludos.
Me alegro que te unas a ésta saga y espero que disfrutes de su primer engendro y criatura, saludos y abrazos.

Randall WiseWolf Padilla dijo...

Gracias, Neddan, por la recomendación. Se escucha bien creepy, y la portada creo que es muy emotiva también, quién es el artista? Sabés? Vamos a ver si llega en algún momento por éstos lares.

De paso, invito a Don Julían a tratar de publicar el material para Kindle,así nos llegaría a más fans alrededor del mundo y no solo a los pocos que pueden comprar libros en España.

Saludos!

sergio dijo...

Ya está en mi poder y pronto lo leeré =]~

Tristan Oberon dijo...

Wise, se llama Jose Gabriel Espinosa el ilustrador :)